Menu horizontal

Botones sociales desplegables

lunes, 23 de diciembre de 2013

Sur de Alemania IV: Lago Constanza, Lindau

Salimos de Friburgo tras el desayuno, nos quedaban unas cuantas horas de viaje hasta llegar a Munich, así que decidimos hacer una parada en algún lugar bonito para comer y que el niño jugase. Pensamos que el lugar ideal sería en algún punto del Lago Constanza o Bodensee, un enorme lago de 536 km cuadrados que sirve de frontera entre Alemania, Austria y Suiza. Pedimos consejo al recepcionista del hotel y nos recomendó varias ciudades del lago, todo fue improvisado, al final decidimos parar en el primer lugar donde el niño no aguantase más montado en el coche o donde nos entrase hambre a todos. Y sorprendentemente fue el punto más alejado de los que teníamos anotados, Lindau.

Lindau es una bonita ciudad medieval con dos zonas bien diferenciadas, su casco antiguo, que se encuentra en una pequeña isla que queda en medio del lago y su zona nueva que está unida a la anterior por medio de un puente y un viaducto. Es la última ciudad alemana más al este del lago y con una historia peculiar, siendo hasta 1803 una ciudad independiente imperial y anexionada a Baviera a partir de esa época.

Para ir sin información previa de la ciudad, la verdad es que nos las apañamos muy bien, descubrimos sobre la marcha que el centro histórico estaba en la isla, así que aparcamos en un parking que había justo al inicio del puente que llega hasta ella, cruzamos el puente a pie y al inicio de la isla nos esperaba un bonito jardín. Allí contemplamos el lago, los barcos del puerto y los patos (las cosas que a los niños les gustan), dimos de comer al peque y buscamos la parte del parque donde hubiese zona de juegos con toboganes y demás; y pasamos un rato agradable jugando con él. 

No vimos por allí muchas zonas para comer, así que mientras mi marido se quedaba con el niño jugando en el parque, me dirigí andando hacia lo que me pareció la estación del tren (vi que el viaducto del tren que cruzaba el lago desembocaba en ese lugar) para buscar algún lugar de comida para llevar. Y al llegar allí me di cuenta de que estaba en el centro de la ciudad, había mucha gente,  las calles eran muy bonitas, las casa muy bien cuidadas y mucho ambiente de cafés con terrazas.
Di un corto paseo y me topé con el antiguo Ayuntamiento, Altes Rathaus, un edificio precioso de 1436 pintado con coloridas pinturas.
Compré comida para llevar en un lugar en la misma calle donde está la plaza del Ayuntamiento, que me pareció muy original, ya que se trataba de un restaurante solo de pescado, tanto bocadillos, como frituras como platos para comer allí, todo estaba elaborado a base de pescado. Tenía buen precio, patatas fritas gajo, surtido de fritura de pescado, dos bebidas y dos bocadillos por 17 euros.
Decidimos comer en el parque mientras el peque jugaba, pero al final de la comida se levantó un viento tremendo que nos hizo dar los últimos bocados de forma muy apresurada, ya que las nubes se veían venir ya muy cerca. Efectivamente como os podéis imaginar eso pasó, la lluvia nos sorprendió en Lindau. Tras una rápida carrera cruzamos el puente y llegamos a nuestro coche para emprender el resto del viaje hacia Munich. Todo nuestro camino desde Lindau a Munich recorriendo las verdes carreteras de Baviera transcurrió lloviendo, pero el viaje no se nos hizo nada pesado ya que el niño fue todo el camino dormido y nosotros relajados contemplando el paisaje. Y con la lluvia, sobre las seis de la tarde llegamos a Munich, pero eso ya es otra etapa….

Si quieres ver el resto de etapas del viaje pincha aquí: Viaje al sur de Alemania

9 comentarios :

  1. Que bonito Lindau. A veces las paradas menos preparadas son las que mas nos gustan verdad? Vaya pinta esos bocatas jajaja
    Un saludo
    Carmen http://deviajeyrutas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leerme Carmen. Muy chulo tu blog!

      Eliminar
    2. Gracias por leerme Carmen. Muy chulo tu blog!

      Eliminar
    3. Gracias por leerme Carmen. Muy chulo tu blog!

      Eliminar
    4. Gracias por leerme Carmen. Muy chulo tu blog!

      Eliminar
  2. Mapani, soy inmina de losviajeros, ¿te acuerdas de mi? aiiinss, que echo de menos esas charlas que teníamos por allí... pero la vida cambia... ya veo que tu fuiste mami antes que yo, jeje, yo tengo ahora una niña de 13 meses, y este verano empezamos a viajar por Europa con ella.... me gustaría hablar contigo, ¿tienes mi email?

    Un besazo guapa!!!!

    ResponderEliminar
  3. Muy bonita ciudad! son de esos rincones que vale la pena visitar!

    Saludos!

    ResponderEliminar