Menu horizontal

Botones sociales desplegables

domingo, 15 de febrero de 2015

Tumba del Che Guevara. Santa Clara. Cuba

Ernesto Che Guevara aclamado por muchos por su búsqueda de la igualdad social y vilipendiado por otros , por sus ideas políticas y el uso, nunca justificado, de las armas para conseguir su fin; su imagen es hoy día, pese a sus luces y sus sombras, el icono de La Revolución. Nuestra web os llevará a su mausoleo en Santa Clara (Cuba). 

Santa Clara es una ciudad del centro de Cuba, a unos 260 km al este de La Habana. Durante mi estancia en el país, en Cienfuegos, decidimos alquilar un taxi y visitar esta ciudad. Durante el viaje en coche hasta la misma circulando por las indescriptibles carreteras cubanas, adviertes por los carteles publicitarios, que de publicidad comercial no tienen nada, que te encuentras en un país distinto, en un país manejado políticamente para adoctrinar a las masas. Carteles de hechos ocurridos hace más de 50 años, que intentan que la población nunca los olvide y los mantengan presentes en el día a día; como por ejemplo lo acaecido en el yate Granma o frases de contenido político social y revolucionario de líderes de la revolución como el Che, Camilo Cienfuegos o José Martí.


Santa Clara fue el lugar elegido para la tumba del revolucionario por su simbolismo para la Revolución Cubana, allí, a finales de 1958, las tropas de la Columna 8 lideradas por Ernesto Che Guevara, hicieron descarrilar un tren blindado cargado de solados de reemplazo afines a la dictadura de Batista y este fue uno de los inicios del éxito de la Revolución. La ciudad finalmente fue tomada en la batalla de Santa Clara por el Che y esto tuvo como resultado la huida al exilio del dictador Batista. El lugar del descarrilamiento es hoy Monumento Nacional y en su visita podemos contemplar algunos vagones del tren original y la excavadora usada para el descarrilamiento. El mausoleo se encuentra a las afueras de la ciudad, nada más llegar adviertes qué es lo que el régimen quiere conseguir con este monumento, una gran explanada, con cabida para una cantidad enorme de personas, el lugar ideal para mítines a grandes masas que culmina con el conjunto de estatuas del memorial; un lugar para hacer recordar al pueblo la importancia de La Revolución.
El Che fue ejecutado en Bolivia, tras un ataque para derrocar el régimen de Barrientos y su cuerpo fue enterrado en un lugar secreto. Este memorial fue levantado en los años 80, pero no fue hasta el año 1997, cuando un grupo de expertos cubanos, tras encontrar el cuerpo en una fosa común de Bolivia, identificaron el cadáver del Comandante y lo trasladaron junto con sus hombres y con honores de jefe de estado, a su lugar de descanso en este mausoleo en Santa Clara. En la parte central del mismo hay un conjunto de estatuas del Comandante y de sus hombres y muros de piedra con escritos de él mismo. En el interior (donde no se pueden hacer fotos) hay un museo con fotografías y con sus objetos personales, me llamaron la atención sus utensilios médicos usados para curar a sus compañeros heridos durante su estancia en Sierra Maestra.
La muerte del Che y su enterramiento, como la de la mayoría de mitos que mueren jóvenes, está lleno de misterios y de leyendas. Hay quien dice que su muerte fue orquestada por sus propios compañeros ante la amenaza que éste estaba suponiendo al no estar de acuerdo con la forma de dirigir el país por Fidel o la intervención de la CIA en su muerte. Así como hay estudios que dicen que no es el cuerpo del Comandante el que se encuentra enterrado en Santa Clara, debido a las discrepancias del informe de la autopsia que se le realizó a su muerte, con el cadáver encontrado en la fosa, pero que a mediados de los noventa, con el golpe que supuso para el régimen cubano la caída de la Perestroika en Rusia, se necesitaba un incentivo para inyectar energía al pueblo y que mejor que encontrar y enterrar con gran difusión a uno de los líderes de La Revolución. Santa Clara no es solo la tumba del Che, esta ciudad con pasado colonial, merece una visita. Tengo que reconocer que no la visité en le mejor momento, llegué a la misma una tarde de noviembre cuando caía la noche de forma temprana, la falta de alumbrado público llenaba de oscuridad la ciudad y acrecentaba la suciedad y la miseria en la que se encuentra; mucho más palpable que en el resto de ciudades más turísticas de Cuba. Si os consideráis viajeros y no solo os gusta el turismo de sol playa; no dejéis de visitar este increíble país con gente maravillosa, donde viajar por libre es facilísimo, en el que se respira, por muchísimos detalles con tintes políticos, una forma de vida totalmente diferente, que, dejando a un lado el debate sobre la falta de libertad en la que se encuentra su pueblo, encontraréis cosas y curiosidades que no veréis en ninguna parte del mundo.


No hay comentarios :

Publicar un comentario