Menu horizontal

Botones sociales desplegables

sábado, 30 de mayo de 2015

Sevilla tiene un color especial. Top Ten de Sevilla

Hoy 30 de mayo, día de San Fernando, patrón Sevilla, os hablo de la ciudad que me acoge. Es difícil hacer un Top Ten de Sevilla, esta ciudad tiene muchos atractivos que no se pueden catalogar dentro del término edificio o lugar turístico; Sevilla hace sentir al viajero sentimientos peculiares que se viven en pocos lugares y que podrían estar dentro de su Top Ten, como por ejemplo la sensación embriagadora del olor del azahar de sus calles en primavera, disfrutar de tomar una cerveza al sol en una terraza en casi cualquier época del año o sentir el bullicio de sus calles con olor a incienso mientras se escuchan de fondo marchas de Semana Santa. Pero me tengo que quedar con diez cosas solamente, así que me ceñiré a los rincones más emblemáticos de la ciudad.
Foto inicio naranjo
1.La Giralda:
Es el campanario de la Catedral de Sevilla, antigua torre alminar de la anterior mezquita sobre la que se levanta hoy el templo, de ahí sus muchos estilos arquitectónicos que se imbrican perfectamente dando, menos mal, un resultado perfecto. La Giralda data del año 1182, es el símbolo por excelencia de la ciudad, su emblema, por ello le dedicaremos uno de nuestros puntos. El nombre se lo da la enorme escultura que la corana, el Giraldillo (como una veleta que gira con el viento), aunque el nombre real de la estatua es “Triunfo de la fe victoriosa” (para resaltar el triunfo del cristianismo sobre el islam y culminar así las obras de transformación del minarete islámico en campanario), probablemente es la escultura de bronce más importante del Renacimiento, que tuve la suerte de contemplar de cerca cuando la bajaron para ser restaurada en 1997, recuerdo que a corta distancia los 3,5 metros de esta señora de bronce me parecieron colosales. El interior es sencillo, la subida al campanario se hace mediante rampas diseñadas con la anchura suficiente para que subiera un hombre a caballo. Desde cualquier ángulo esta torre tiene su embrujo, pero os recomiendo que la contempléis desde la terraza del Hotel Doña María sentados mientras tomáis un aperitivo.
Foto punto 1
2.La Plaza del Triunfo:
En ella se encuentran tres edificios nombrados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987, La Catedral de Sevilla, El Archivo General de Indias y Los Reales Alcázares de Sevilla. Aunque cada uno tiene importancia por sí solo, los incluyo a los tres en un mismo punto al ser declarados Patrimonio de la Humanidad en conjunto.

-La Catedral de Sevilla
Por su advocación también es llamada Catedral de Santa María de la Sede. Debido a su tamaño es la catedral católica más grande del mundo y el tercer templo cristiano tras San Pedro en Roma y San Pablo en Londres. Nunca se me olvidará la cara de impresión del príncipe Carlos de Inglaterra al entrar en ella durante la boda de la Infanta Elena, no creo que se esperase contemplar esta preciosidad gótica en la ciudad. Su herencia almohade queda impresa en el famoso Patio de los Naranjos, abierto desde el exterior en ocasiones. No os voy a hablar de sus detalles arquitectónicos, no porque no merezcan la pena, sino porque para eso ya tenéis los libros. Os hablaré de algunas curiosidades. Su cubierta es visitable, por lo que os podréis dar un paseo entre gárgolas por su tejado (en "Un paseo por las cubiertas de la catedral de Sevilla" os cuento mi experiencia en el tejado del edificio). En ella se encuentran enterrados dos personalidades, por un lado Cristóbal Colón, pero vaya usted a saber si es él o no el que se encuentra dentro de la tumba y, por otro lado, el Rey Fernando III, canonizado como San Fernando, patrón de Sevilla, artífice de la reconquista de la ciudad, enterrado a los pies de la Virgen de los Reyes (patrona a su vez de la misma), cuyo cuerpo incorrupto es sacado de la urna en la que se encuentra cada treinta de mayo, día del patrón, festivo en la ciudad, para ser contemplado por quien tenga el interés de hacerlo.
Foto punto 2A
-Reales Alcázares de Sevilla
Los Reales Alcázares constan de un conjunto de palacios amurallados cuya mezcla de estilos islámico, mudéjar, gótico, renacentista y barroco; nos hablan de la historia de la ciudad y de sus ocupantes durante siglos. Cabe destacar de ellos sus bellos jardines con acequias y fuentes; que durante el buen tiempo son escenario de encantadores conciertos al aire libre dentro de un programa llamado “Noches en los jardines de los reales Alcázares”. Nosotros fuimos a conocerlos con nuestros niños en una visita guiada que existe para ellos, aquí os cuento nuestra experiencia "Visita a los Reales Alcazares de Sevilla para niños".
Foto punto 2B
-Archivo General de Indias
Tras el descubrimiento de América, Sevilla fue elegida como puerto exclusivo de comercio con el nuevo continente, así que frente a los Alcázares, en la plaza del Triunfo, sobre en las escalinatas de la Catedral, se llevaban a cabo todas las transacciones comerciales. Como los días de lluvia los comerciantes se resguardaban en el templo con el consiguiente lío que esto ocasionaba, el rey Felipe II encargó hacer en la plaza una lonja de mercaderes para los tratos comerciales y este es el origen del edificio. Dos siglos después, en 1785, Carlos III decidió centralizar en un único lugar la documentación referente a la administración de las colonias españolas, antes repartida entre Cádiz, Simancas y Sevilla; y de esta forma se creo como tal el Archivo General de Indias en esta antigua lonja. El edificio es de estilo Renacentista Herreriano, consta de dos plantas con un patio central y amplias estancias llenas de estanterías de madera donde se guardaban los documentos y, digo guardaban, porque en la actualidad los documentos se encuentran en el edificio de frente, ambas construcciones están comunicadas por un pasaje subterráneo. El Archivo constituye uno de los centros de investigación sobre la Historia de América más importantes del mundo, pues conserva más de 40000 legajos desde 1492, mapas, etc. En el archivo se pueden encontrar turistas, curiosos, investigadores e incluso, y hablo en serio porque los he visto, buscadores de tesoros de barcos hundidos.
Foto punto 2c
3. Barrio de Santa Cruz:
Es la antigua judería de Sevilla, hoy uno de los barrios más típicos, formado por estrechas calles edificadas de esta forma huyendo del calor de la ciudad, con casas blancas encaladas y con flores en las ventanas. Un paseo por este barrio con vecinos ilustres durante el pasado como Bartolomé Esteban Murillo, te llevará por pequeños callejones, plazas repletas de flores, casas solariegas con sus típicos patios sevillanos y pequeños palacetes familiares.
foto punto 3
4. El río Guadalquivir:
Es el río que atraviesa Sevilla y gran parte de Andalucía; por ello es el río andaluz por excelencia. Es otro símbolo de la ciudad, no sé si por separar a Sevilla de su barrio más popular, el barrio de Triana, por ser un río navegable, con gran importancia al ser una de las vías de salida principales durante siglos hacia el Nuevo Mundo o por las bonitas estampas que ofrece, una de mis favoritas es el Puente de Triana, atravesarlo durante un atardecer de primavera, con las luces de la ciudad reflejadas en el río, mientras se contempla la Torre del Oro que hace de vigía de sus aguas y se escucha el bullicio de la Calle Betis de fondo; es una imagen difícil de olvidar. Como curiosidad deciros, que el cauce del río fue desviado para evitar inundaciones en la ciudad, así que la parte de río que atraviesa la misma es una dársena del mismo.
Foto punto 4
5. Triana:
Es uno de los barrios más populares de Sevilla debido a su gran identidad propia, tanto es así, que muchos de sus vecinos dicen con gran orgullo no ser de Sevilla, sino ser de Triana. Triana está situada en la orilla derecha del Guadalquivir, y se encuentra unida al centro de la ciudad por el Puente de Isabel II, conocido popularmente como puente de Triana. Es un barrio popular, de calles estrechas y antiguas casas de vecinos, también con zonas de bloques de pisos como cualquier barrio obrero, calles comerciales bulliciosas llenas de pequeñas tiendas de las de “toda la vida”, un concurrido mercado y pequeñas tascas donde tomar una cerveza al sol. Una de sus calles más turísticas es la calle Betis, nombre que hace referencia a la denominación latina del río Guadalquivir, y que aún conserva algunos de los muelles del siglo XIX, conocidos como zapatas, en ella se encuentra la Casa de la Columnas, edificio en el lugar que ocupó la antigua Universidad de Mareantes (S. XVI y XVII), encargada de la formación de los marineros que posteriormente partían hacia las colonias españolas en América.
foto punto 5
6. Plaza de España:
Esta plaza es uno de los legados de la Exposición Iberoamericana de 1929. Dicha exposición sirvió a la ciudad tanto para darla a conocer al mundo, como para fomentar su reurbanización. Tanto la plaza como toda la reorganización de la zona, el precioso parque de María Luisa y la organización de los distintos pabellones de los países participantes, fue encargada a Aníbal González, uno de los arquitectos más conocidos y apreciados en la ciudad. La plaza, está diseñada con una mezcla de estilos regionalistas con aires mudéjares, para hacer notar un aire típico español que no a todos convencieron, pero que hay que reconocer que hoy, tanto la plaza, como muchos edificios de este arquitecto, son señas de identidad de la ciudad. La plaza es una gran explanada semicircular que simboliza el abrazo de España y sus antiguas colonias, y mira hacia el río como camino a seguir hacia América. Está construida en ladrillo visto y decorada con mármol y cerámica. Puedes pasear en barca en el canal que la cruza y si quieres hacerte la foto más típica en ella debes sentarte en cualquiera de los bancos decorados con cerámica de colores que hay de todas las provincias españolas. Su edificio principal es hoy sede de la Capitanía General y la balaustrada por la que se accede al mismo, y que mira hacia la plaza, ha sido escenario de varias películas de renombre como La Guerra de las Galaxias.
Foto punto 6
7. Plaza de toros de la Maestranza:
En el siglo XIII fue reconquistada Sevilla, los nobles que acompañaban a Fernando III El Santo en dicha empresa formaron una cofradía o hermandad caballeresca llamada “Real Maestranza de Caballería de Sevilla”, que perdura hasta nuestros días, hoy como corporación dedicada tanto al mecenazgo cultural y artístico, como a actividades de carácter benéfico y social, de fomento del arte ecuestre y de apoyo a la tauromaquia. Esta corporación es la propietaria de la plaza de toros de Sevilla, de ahí su nombre, la segunda plaza más importante de España, tras la de Madrid, en cuanto a tradición taurina se refiere. Este edificio de arquitectura tardo-barroca que empezó a construirse en 1733 y ha tenido sucesivas reconstrucciones y ampliaciones; es una de las Plazas de Toros más bonitas que se conocen y uno de los edificios más turísticos y visitados de la ciudad. España, creo que por suerte, ya no es el país de flamenco, castañuelas y toreros, pero turísticamente siguen siendo en parte estos emblemas los que nos dan publicidad y turismo. Yo no soy nada taurina, pero tengo que reconocer que contemplar una corrida de toros durante La Feria de Abril de Sevilla es todo un espectáculo de color, por esas mujeres sentadas vestidas de flamenca bajo el contraste del albero del tendido y de sonido, por la música y las discusiones entre puristas del toreo en la grada.
Foto punto 7
8.Itálica:
Primera ciudad romana fundada en Hispania y también fuera del territorio italiano. Este yacimiento romano se encuentra dentro de el término municipal de Santiponce, un pequeño pueblo muy próximo a Sevilla, hoy “ciudad dormitorio” de la misma, por lo que se puede acceder fácilmente en el transporte público urbano de la ciudad. Fundada en el 206 a.C y cuna de tres grandes emperadores romanos (Trajano, Adriano y Teodosio); la ciudad de Itálica cumplió un importante papel político-militar y económico durante el Imperio. Aunque ha sufrido durante siglos las desgracias del expolio, hoy día, el conjunto arqueológico de Itálica es un yacimiento interesante que merece la pena ser visitado. Entrar en su anfiteatro con capacidad para 25000 espectadores, uno de los más grandes de todo el Imperio y pasear por lo que fueron las antiguas calles de las ciudad mientras se contemplan los preciosos mosaicos de sus casas, transporta a otra época al visitante. Es gratuito para los ciudadanos de la UE y cuesta 1,5 euros para el resto; y tras la visita podéis hacer lo que hacen todos los lugareños, tomar un filete a la brasa con patatas asadas y mojo picó en el restaurante que hay frente a la entrada, El Ventorrillo Canario.
Foto punto 8
9. Iglesias e Imaginería de Sevilla:
La Semana Santa junto con la Feria de abril, son las fiestas más importantes de Sevilla. Durante la Semana Santa se conmemora la pasión y muerte de Cristo y las distintas cofradías procesionan las imágenes del martirio de Cristo por las calles de la ciudad. La Semana Santa aquí no es solo una fiesta religiosa, trasciende a un fenómeno sociocultural, turístico y económico. La fiesta requiere una preparación de meses de antelación que se puede observar visitando las Iglesias en las que se encuentran las distintas imágenes que salen a la calle durante la Semana Santa, muchas de ellas obras de arte de incalculable valor. Iglesias preciosas hay muchísimas, pero quizás yo os recomendaría la visita a La Iglesia del Salvador recientemente abierta tras años de rehabilitación. Las imágenes más conocidas son las que procesionan durante “la madrugá”, madrugada del Jueves al Viernes Santo. Jesús del Gran Poder, llamado popularmente el Señor de Sevilla, cuya hermandad fue fundada en 1477, la iglesia donde se encuentra está en la plaza de San Lorenzo y se puede visitar durante todo el año. Otras imágenes que salen a la calle en la madrugá son las dos Esperanzas, las vírgenes que profesan más devoción en la ciudad, la Esperanza Macarena y la Esperanza de Triana, cada una se encentra en un barrio diferente, el de la Macarena y el de Triana y siempre ha habido pequeñas rivalidades de siglos entre ambas hermandades y ambos barrios.
Foto punto 9
10. Metropol parasol de la Encarnación “Las Setas”:
El Metropol es hoy en día una de las nuevas construcciones más polémicas del centro de la ciudad. Fue el proyecto ganador del concurso abierto para llevar a cabo la rehabilitación de la plaza en la plaza de la Encarnación; su diseñador fue el arquitecto berlinés Jügen Mayer. Se trata de una enorme estructura en madera con dos columnas de hormigón con forma de hongo, de ahí su nombre popular, que alberga en sus bajos el mercado del barrio, restaurantes, una amplia plaza recreativa en altura, un museo Antiquarium con restos arqueológicos y un mirador. Su polémica viene ocasionada por dos motivos, el alto coste económico del proyecto, que incluso casi se duplicó al final de la obra y las opiniones de que un edificio con esos materiales y dimensiones no está acorde con las características de la plaza. Sea como fuere, lo he incluido como un punto de este Top Ten, primero porque a mi me gusta, me parece que le da a la ciudad un aire más vanguardista y segundo porque se ha convertido en un reclamo turístico de la ciudad y protagonista de artículos en revistas internacionales de renombre. Para los papás viajeros deciros que subiendo las escaleras, en la explanada de arriba, hay un pequeño parque para niños donde hacer un descanso y jugar un poco.
foto punto 10
¡Visita Sevilla!

1 comentario :