Menu horizontal

Botones sociales desplegables

lunes, 13 de julio de 2015

Volterra y los vampiros de la Saga Crepúsculo

Volterra se hizo internacionalmente conocida para todos los adolescentes y majaretas varios, entre los que me incluyo, que perdimos la cabeza con la saga de libros de los vampiros de Crepúsculo, ya que en este pequeño pueblo toscano vivían los chupasangre más poderosos, feroces, pero a la vez refinados del planeta, la familia Vulturi. Mi enganche con el libro llegó cuando estaba organizando un viaje al estado americano de Washington donde está ambientada la saga, como sabía que quería conocer las preciosas playas del Pacífico, así como los espectaculares bosques de lluvia donde transcurren muchas escenas vampíricas del libro, decidí empezar a leer y ya me enganché con Bella, los vampiros, los hombreslobo y demás nebulosa rosa de amor incondicional adolescente. Por supuesto, cuando fuimos a USA, me recorrí todos los escenarios de los libros y la películas, Forks, Port Angeles, el territorio Quileute... que podréis ver en mi etapa "De visita a las Rocosas Canadienses y a los vampiros de Crepúsculo en USA" y al visitar la Toscana esta primavera anoté enseguida en mi planning Volterra para pasear por sus calles como Bella y Edward (claro que sin coche descapotable rojo y sin vampiros que quisiesen asesinarnos). Pero cual fue mi sorpresa al buscar información sobre escenas de la película en el pueblo y descubrir que no fue en Volterra donde se rodó. Aunque en el libro los vampiros de la familia Vulturi vivían en un palacio toscano de dicha localidad, se decidió grabar las escenas de la película en otro pueblo toscano, en Montepulciano, así que para buscar escenarios peliculeros os tendréis que desplazar un poco más al sur. Cuando visitamos la ciudad había una exposición de coches en la plaza principal, que daba un aire romántico algo vampiresco al asunto.



El pueblo amurallado se encuentra encaramado en una colina, desde donde se divisa el espectacular paisaje toscano. Ascender hasta él en coche es una maravilla.


Imagen de allworidtowm.com

Al llegar aparcamos en el parking que queda más arriba, más cercano al centro turístico del pueblo. Nada más salir del aparcamiento subterráneo te encuentras un mirador con una maravilla de paisaje.

Volterra es un asentamiento con más de treinta siglos de historia, el origen de su muralla es etrusco, quedando aun en pie una de las puertas de acceso de la muralla de esa época, el Arco Etrusco.



Visitamos el pueblo el 25 de abril, día de la "Festa della Liberacione", fiesta nacional italiana que conmemora la salida definitiva de los nazis de Italia en 1945. No se si por ese motivo en el escaparate de una tienda había una exposición de fotos antiguas de Volterra durante la Segunda Guerra Mundial, soy una apasionada de este tema, así que me encantó verlas. Aquí podéis ver una de estas fotografías, el arco etrusco totalmente tapado usado como dique de guerra.



El trazado de la ciudad y el ambiente que emana es totalmente medieval.







Uno de los edificios más notables de la ciudad es el Palazzo dei Priori, situado en la plaza el mismo nombre, un precioso palacio medieval decorado con los escudos redondeados y coloridos típicos de cerámica toscana. Es el palacio comunal más antiguo de la región, representando el poder ciudadano frente a las órdenes del rey y hoy sigue albergando oficinas del Ayuntamiento. En esta plaza se encuentra la oficina de turismo por si queréis pedir un mapa o información.







Paseamos por el precioso entramado de calles hasta llegar a las ruinas del Teatro romano, de época imperial augusta, del siglo I a de C., excavado parcialmente en la pendiente natural de la colina. Sus excavaciones arqueológicas se empezaron en los años 50 y su estado de conservación es muy bueno. Al lado las termas de época tardorromana. nuestro compa de viaje, experto en la cultura clásica, nos explicó de forma muy detallada todos los detalles d ella construcción y su relación con el teatro clásico.





Volvimos otra vez a la Piazza dei Priori y a sus espaldas se encuentra la Catedral o Duomo, consagrada a la Virgen de la Asunción, Catedral di Santa María Assunta, del siglo XI. Con fachada de estilo románico, rosetón sobre la portada y según leímos muchos materiales usados fueron reutilizados de las ruinas del adyacente teatro romano.


Frente a ella, como es costumbre en muchas iglesias italianas, el battisterio o capilla bautismal. El Battisterio de San Giovanni Battista, es un precioso edificio octogonal del siglo XIII decorado externamente con mármol policromado. A mis hijos les encantó, porque dentro del edificio, en el centro, había una enorme pila bautismal con un escalón, desde el escalón el mayor saltaba y retumbaba todo el edificio, el chico quería imitarlo, pero como aun no sabía saltar, esperaba y cada vez que su hermano saltaba y escuchaba el ruido decía "pooommm". Estaban proyectando una especie de película en el techo del edificio , pero había poca gente, cuando empezó a llegar más gente ya tuvimos que dejar el divertido juego por temor a molestar o a que nos riñesen.



Almorzamos en Volterra, pero como habíamos desayunado tarde buscamos sitio para comer muy tarde y todo esta cerrado, el único sitio donde nos dejaron sentarnos a comer fue en el Restaurante Il Poggio, como veis en las críticas hay opiniones para todos los gustos. A nosotros nos pareció normal, comimos bien, aunque nada del otro mundo, ahora sí el servicio fue muy atento.



Dejamos Volterra y nos encaminamos a nuestro pueblo de alojamiento, San Gimignano, donde terminamos de hacer las compras pertinentes y nos dispusimos a terminar de ordenar la maleta. Al día siguiente tocaba madrugar para volver al aeropuerto de Pisa y tomar el vuelo de vuelta a casa. Así terminaba nuestra ruta "La Toscana en primavera con niños", en este enlace podréis ver todas nuestras etapas y visitas. Sin duda es un lugar al que volveremos.

4 comentarios :

  1. Ni idea de que los vampiros crepusculinos estaban por allí, no soy seguidora de la saga pero conozco Volterra de sus yacimientos etruscos y romanos, ese es uno de los motivos por los que estoy deseando ir por allí. Muy buena entrada, como siempre, Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reconozco que no entramos en muchas profundidades de yacimientos o de arte, solo dimos un paseo por sus calles disfrutando de su encanto y visitando los puntos más destacados. Gracias por pasarte por aquí.

      Eliminar
  2. Tengo ganas desde hace años de ir a la Toscana, y aunque no soy fan de Crepúsculo, Volterra parece un pueblecito muy chulo! Tomo nota!
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Sí es precioso, San Gimignano por su arquitectura y Volterra por su ubicación, preciosos ambos. Te animo a conocerlos Mari Carmen. Un saludo!

    ResponderEliminar