Menu horizontal

Botones sociales desplegables

jueves, 18 de febrero de 2016

Visita a la fábrica de aviones Boeing (Seattle)

The Boeing Company es una potente multinacional americana que diseña, fabrica y comercializa aviones a nivel mundial. Fue fundada en 1910 por William E Boeing, quien compró los astilleros de  Heath junto al río Duwamish, en las cercanías de Seattle, para fundar su primera fábrica de aviones y éste sería el germen de la potente empresa que hoy conocemos. La sede central de la misma hoy día se encuentra en Chicago, pero en Seattle, como sabrán todos los amantes de la aviación, se encuentra el alma de la empresa y una de las fábricas más importantes de la compañía.



La fábrica se encuentra al norte de Seattle, entre Everett y Mukilteo. En Mukilteo está el Future Of Flight, el centro de visitantes de la empresa donde se realizan las salidas para el tour de la misma.

Cuando surgió la idea de nuestro viaje al Oeste de USA y Canadá, mi marido, por desgracia para mi, amante de estos temas, dijo que él no se iba de Seatltle sin visitar la Boeing. Tengo que confesar que las excusas interpuestas por mi para no ir fueron muchas y muy variadas; pero no coló ninguna y tuve que ceder (os adelanto que hoy día, no solo no me arrepiento de haber ido, sino que ésta ha sido una de las visitas más interesantes que he realizado en mi vida).

Como ya os conté en otro post, nuestro primer día lo pasamos haciendo una ruta a pie por Seattle. Al día siguiente salimos un poco tarde del hotel, al intentar solucionar problemas de nuestra maleta perdida durante el vuelo. Salimos a las 8:05 am, teníamos reserva para ver la fábrica de la Boeing a las 9 am y aunque está cerca (23 millas), la carretera por la que teníamos que ir, la interestatal  5, a veces sufre muchas retenciones, por eso estábamos algo preocupados. Pero al final, la carretera estaba en calma y en 35 minutos estábamos allí. 

El tour que te lleva a ver la fábrica se llama “Future of Flight & Boeing Tour” y parte de un edificio con el mismo nombre, Future of Flight, situado en el 8415 de Paine Field Boulevard en la población de Mukilteo. El tour lo habíamos reservado previamente desde internet en esta web . El precio por reserva anticipada  fue (2010) 18$/persona (2.5$ más que si lo haces en taquilla el mismo día), no sé si habría mucho problema en comprar el ticket en el momento, pero nosotros nos queríamos asegurar  hacer la primera visita para tener más tiempo de hacer otras cosas durante el día y acertamos, porque cuando llegamos ya no quedaban entradas para el primer tour, el nuestro (el de las 9 am), y la gente que llegaba conseguía entrada pero para más tarde. En la web recomiendan comprar la entrada con antelación, porque a veces hay grupos grandes con reserva que agotan las entradas y te puedes quedar si ver la fábrica ese día. 

Llegamos al edificio de salida del tour, donde hay un gran aparcamiento gratuito para dejar el coche. Este edificio está a un par de kilómetros alejado de la fábrica en sí.


En el interior de este edificio están las taquillas, la tienda, un pequeño museo de piezas de avión y un observatorio en la planta de arriba desde donde se ven los aviones y las naves de la fábrica. Al llegar en las taquillas enseñas tu reserva y ellos te indican que te dirijas a una habitación donde entregas los pases, nos sorprendió la seguridad en esta sala, había hasta guardias de seguridad con perros. Allí te preguntan si te has leído las normas (vienen en la web que os he puesto), las más importantes son que no podéis llevar ni tomar fotos/videos, que la visita sólo es en inglés y que si lleváis niños tienen que medir más de 122 cm. De allí te pasan a una sala de cine donde te ponen una película de la historia de la compañía Boeing y el guía de la ruta se presenta y te explica un poco la visita y las normas en el interior de la fábrica. Allí mismo hay una puerta por la que sales al exterior donde el autobús que te lleva a la fábrica te estás esperando. Esta foto que pongo a continuación es de una zona de naves de la fábrica y está hecha con el angular desde el observatorio del primer edificio que antes os he comentado, porque de la visita, al no estar permitido, no tenemos fotos.


La visita comienza en el subterráneo de esas naves y te explican lo inmensamente grandes que son y todo el equipamiento en tuberías, cables, etc. que necesitan. Cuando vas andando por los túneles subterráneos es curioso, porque te dicen que te apartes a un lado, ya que por el lado van pasando gente corriendo haciendo deporte (son trabajadores que durante su tiempo libre o antes o después del trabajo, hacen deporte corriendo por esas galerías subterráneas, ¡ja,ja.. qué cosas!). Después subes unos cuantos de niveles en un ascensor enorme (cabíamos las 50 personas que íbamos en el autobús) y llegabas a unas pasarelas superiores donde desde arriba vas viendo la fábrica. Te van llevando a varias naves y vas viendo poco a poco y desde el inicio como construyen los aviones. En principio ves las piezas principales, como las montan y después vas viendo las naves donde están ya ensamblando poco a poco los aviones. Las naves son inmensas para que entren y salgan los aviones; quepan las plataformas de montaje y varios aviones se estén montando a la vez. Es curioso porque ves a los trabajadores moviéndose de un lugar a otro dentro de la nave en bicicleta y hay un montón de cafeterías para abastecer las comidas de tantísimos empleados. Después te llevan a las áreas de pintura y a las zonas donde están los aviones terminados. La visita dura 90 minutos y vas bajando y subiendo del autobús para desplazarte cada dos por tres porque todo es enorme, lo que más impresiona es el tamaño de las puertas de las naves, te sientes como una hormiguita delante de ellas.

La visita fue en inglés, pero es todo muy intuitivo y aunque te pase como a mi, que no entiendas demasiado inglés y lleves un marido embobado en el tema que no te echa ni cuenta durante la visita y no te traduce nada; todo se entiende bien. El tamaño de todo sobrecoge, solo por eso ya es interesante la visita.

Al terminar el tour, el autobús te devuelve al edificio del Future of flight y allí puedes ya tranquilamente comprar en la tienda o subir al observatorio desde donde se ve la fábrica, los aviones terminados (todos hechos por encargo y ya con el logotipo de cada compañía compradora como se ve en la foto) y la pista aérea donde se ve como prueban los nuevo aviones:


En la planta inferior de este edificio, como se ve en la primera foto, hay un pequeño museo/exposición de distintas piezas de avión y de sus características y funcionamiento (aquí ya sí se pueden hacer fotos).
Hay turbinas, incluso te puedes subir para hacerte la foto dentro como este señor (nosotros nos subimos los dos y cabíamos ambos con los brazos abiertos). Os pongo esta foto con un chico subiéndose para que veáis el tamaño.




Secciones y materiales de un avión:


Cabina, en la que puedes entrar y toquetear todos los botones y palanquitas como yo:


Espero que os haya gustado mi paso por esta impresionante fábrica y os animo si visitáis la zona, a que deis una vueltecita por allí. Ese día seguimos haciendo visitas frikys, iríamos al pueblo de Roslyn, donde se grabó la mítica serie de televisión Doctor en Alaska, pero esto ya es otro post que espero que leáis ;-) .....

2 comentarios :

  1. Recuerdo tus reticencias a la visita, je je. Esos sitios al final siempre acaban siendo interesantes y se aprende. No sé si lo incluiré cuando vaya por allí pero si me pilla de camino casi seguro que sí. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  2. Pues te animo a conocerla Caliope!!! Es algo que impresiona!! Un abrazo

    ResponderEliminar