Menu horizontal

Botones sociales desplegables

sábado, 12 de marzo de 2016

Los marcianos en las minas de Riotinto

Dentro de unos días visitaremos con unos amigos y nuestros hijos las minas de Riotinto en Huelva. Montaremos en el trencito que hace el recorrido por el antiguo entorno minero y el río. Como siempre, quería hacer la excursión lo más didáctica posible para los peques (un grupo de niños de 4 años), así que he elaborado una serie de actividades (uno de mis cuentos y fichas de colorear) para realizar en casa con ellos tareas de acercamiento a este paisaje.

Foto de losporquesdelanaturaleza.com

El paisaje que veremos es singular, un entorno cubierto del rojo que ha impregnado la explotación de minerales en la zona. Son muy pequeños, así que para despertar su interés (todo el tema monstruos a esta edad les resulta muy curioso), en el cuento, pensé en relacionar el entorno minero con el entorno planetario (extraterrestres incluidos), aprovechando la similitud del paisaje rojo del planeta Marte con lo que nos vamos a encontrar allí. Así trabajamos varios conceptos muy diferentes, sistema solar, planetas, minas, minerales y como no, sin dejar a un lado los valores (amistad y tolerancia hacia lo diferente). Como otras veces, mientras leemos el cuento vamos observando imágenes y desués hacemos fichas de pintar.

Cuento:

Lulu y Anto eran dos hermanos marcianos que vivían con sus papás en un planeta del Sistema Solar llamado Marte, el planeta rojo.

Dibujo de 123rf.com

Todo el planeta estaba cubierto de rojo porque en él había mucha cantidad de un mineral llamado hierro.

Imagen de xtec.cat

El hierro es una especie de metal que está en la tierra de Marte, entonces cuando sopla el viento este metal que está en el suelo se convierte en arenilla chiquitita y bufffff (sonido del viento) todo lo llena de arena roja de hierro por todos lados. Por eso en Marte todo es rojo,  la tierra es roja, las piedras son rojas, los ríos son rojos...todo es rojo. ¿A que en La Tierra, el planeta donde nosotros vivimos, no es todo rojo? Aquí los mares y los ríos son azules, la tierra es marrón, los árboles son verdes... Pues ya veis, en Marte, todo es rojo.

Imagen de radiosoh.com

Lulu y Anto, los niños marcianos (los que viven en martes se llaman marcianos), eran verdes, muy simpáticos, con antenas y con muchos ojos. Estaban un poco cansados de tanto rojo y les dijeron a sus papás que querían conocer otros mundos. Así que todos se montaron en su nave espacial para hacer un fascinante viaje por el universo y poder conocer otros planetas.

Dibujo de 123rf.com

Así se dispusieron a buscar un sitio que les gustase en el Sistema Solar.

Imagen de fondos1080.blogspot.com

Decidieron parar en Saturno primero, pero este planeta tenía un anillo grande amarillo alrededor que les impedía entrar con su nave espacial y aparcar correctamente. Así que decidieron ir más lejos y llegaron a Plutón, uno de los últimos planetas del Sistema Solar, un planeta enano, pero éste no les gustó mucho porque era muy chico y era uno de los planetas más alejados del sol, la estrella de fuego que calienta todo el sistema, así que allí hacía mucho frío. Continuaron su camino y volvieron atrás para ir a Mercurio. Ainnnss ainnnss, pero cuando se estaban acercando a Mercurio Anto se dio cuenta que una de sus antenas empezaba a estar más caliente de lo normal y le dijo a Lulu "hermano vámonos de aquí que este planeta está muy cerca del sol y nos vamos a chamuscar".

Así, en su nave espacial, la familia marciana llegó a La Tierra (¡anda nuestro planeta!!) y les encantó. Había agua azul, ciudades con casas de colores, montañas verdes y marrones...

Foto NASA

Los primeros días todo fue muy bien, porque para ellos todo era nuevo. Pero cuando pasaron unos días Lulu y Anto se dieron cuenta de que ellos eran muy diferentes al resto de personas que vivían en La Tierra. Ellos eran niños de color verde y con antenas, ningún otro niño de La Tierra era igual a ellos y se pusieron muy tristes porque pensaron que al ser diferentes nadie los entendería. Además empezaron a notar que aunque antes estaban muy cansados del rojo, roja siempre había sido su casa y en casa de uno siempre se está muy a gusto. Echaban de menos Marte, así que decidieron montarse en la nave e irse de nuevo a casa.

Pero mientras iban de camino a su nave espacial para irse, se encontraron a unos niños y estos niños les dijeron que si querían jugar con ellos a la pelota. Anto y Lulu, se pusieron muy contentos, miraron a sus papás y les preguntaron si podían jugar con los niños terrícolas y sus papás les dijeron que claro que sí. A los niños de La Tierra les daba igual el color de su piel, no les importaba que fuesen verdes y con antenas, querían jugar con ellos porque eran simpáticos y sabían seguir las normas del juego.

Para colorear http://www.coloringpages101.com/coloring-page/702-marcianitos

Estaban muy a gusto jugando con los niños, pero  era el momento de volver de nuevo a Marte,  porque era su casa y echaban un poco de menos el rojo. Pero una niña que estaba jugando con ellos a la pelota les dijo que se quedasen, que no se preocupasen, que si echaban de menos el rojo, ella conocía un lugar llamado Andalucía, donde había muchos colores por todos lados y que sabía de un sitio que se llamaba Huelva, donde había un lugar llamado Riotinto donde todo era rojo. Anto y Lulu no se lo podían creer ¿en el Planeta Tierra también había un sitio todo cubierto de rojo? ¡Qué ilusión! Un sitio todo rojo como Marte, como su casa!

Foto https://patriciaferreiralopes.files.wordpress.com/

La niña les dio un mapa a sus papás donde les señaló donde estaba Andalucía y Huelva. Se montaron en su nave y así llegaron a Riotinto, un pueblo de Huelva donde en la tierra había minerales de hierro por eso todo era rojo también. La gente había hecho una mina para sacar el mineral (excavar la tierra para sacar el hierro y hacer barcos, mesas de hierro....) y así, al sacar el mineral del suelo, todo se había cubierto de rojo como en Marte, hasta los ríos era de color rojo. Allí los niños marcianos Anto y Lulu, vivieron muy felices porque todo era rojo como su hogar, todos los niños del pueblo querían jugar con ellos y les daba igual que su piel fuese verde. Y colorín colorado este cuento se ha acabado.

Imagen de http://cromavista.ricardomartin.info/minas-de-rio-tinto/011

Colorear de http://www.bekiapadres.com/dibujos/minero/
Esta ficha de planetas es la ficha que más le ha gustado colorear a mi hijo, íbamos mirando en internet las fotos de cada planeta para saber el color que debíamos pintarlo y él iba imaginando historias de cada planeta.

Dibujo de http://coloreardibujo.com/fichas-de-planetas-y-sistema-solar

5 comentarios :

  1. Una vez más, precioso cuento, Mapani.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Antonio! Igualmente, un abrazo para ti!

    ResponderEliminar
  3. Magnifico, como siempre.

    Dos curiosidades: el pez de mi hija se llama Lulu, asi que tendre que preguntarle si viene de marte, porque es rojo :) La otra es que hace mucho tiempo en una galaxia muy lejana yo gane un concursillo de fotos en Vigo con un primer plano del agua del Rio Tinto.

    Rio Tinto es espectacular y merece mucho la pena. Hice el paseo en tren a finales de los 90 y me parecio muy recomendable e ideal para ninhos. Seguro que lo pasais genial y que lo disfrutan mas con el cuento.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Gracias Nacho! Pues seguro que viene de Marte Lulu je je je A ver que tal lo pasan ellos y yo hago alguna foto bonita que también me haga ganar un premio je je. Un abrazo! Muchas gracias ppr leerme.

    ResponderEliminar
  5. Vaya currelo te pegas! muy bien el cuento. Espero que disfrutéis de Riotinto, es un paisaje espectacular, como de otro planeta (nunca mejor dicho). El paseo en tren es molón para niños y mayores. Creo que ya no se puede visitar Corta Atalaya, una pena, es impresionante (aunque no estoy segura de esto, ya me contarás). Un besote y a disfrutar.

    ResponderEliminar