Menu horizontal

Botones sociales desplegables

sábado, 14 de mayo de 2016

Bulgaria con niños. Organización y presupuesto

Llevo meses organizando este viaje a Bulgaria. Íbamos a pasar una semana en el país durante nuestra Semana Santa, pero se convirtió por circunstancias, en un viaje de 4 días en el puente del uno de mayo. Así que hubo que hacer frente a la adversidad e intentar organizar lo mejor posible este corto viaje por tierras búlgaras. Al final sucedió una agradable consecuencia a este cambio, fue que precisamente durante esos días se celebraba la Semana Santa Ortodoxa y viviríamos las tradiciones de la Pascua en el país. Los que seguís mis relatos sabéis que me interesa mucho la historia que precedió y continuó a la Segunda Guerra Mundial y de los países que quedaron bajo el llamado "Telón de Acero"; así que este viaje me hacía mucha ilusión.
Monasterio de Rila 

Como siempre el viaje lo hacemos con nuestros hijos (dos y cuatro años), por lo que nuestras circunstancias y sobre todo nuestro ritmo son diferentes a los de otros viajeros. Nuestros peques nos han acompañado a todos los lugares, museos, iglesias... y traen un divertido recuerdo del viaje. No hace falta buscar "destinos para niños", en cualquier lugar los niños encuentran aventuras y aprenden alguna lección de vida. De hecho creo que el lugar donde mejor se lo han pasado estos días, ha sido en el yacimiento arqueológico romano del centro de Sofía, cogiendo piedrecitas y subiendo por las tapias. A este viaje también hemos invitado a venir a los cuatro abuelos, porque no sé que inventar para agradecerles su apoyo y su siempre dispuesta ayuda cuando los necesitamos. Hemos sido nueve persona, más Fita, la jirafa mascota de la guardería, que dio la casualidad que ese puente le tocó a mi hijo llevársela a casa y tuvo la suerte de montar en avión con nosotros.

Yacimiento romano en Sofía

Los días previos a mi partida no os podéis imaginar la de veces que he escuchado "Ahh vas a Bulgaria, ¿pero es que tienes alguna familia allí?" Hasta sentada en el avión me han hecho esta pregunta que ya me daba hasta risa por el número de veces repetida. "No, voy de turismo, a conocer el país", era mi respuesta y creo que mucha gente pensaba "no sé que se le habrá perdido a ésta allí". La verdad es que Bulgaria es un país en el que está ahora empezando a despegar el turismo, pero es precioso, con muchísimas cosas interesantes para conocer tanto culturales como paisajísticas y a mi personalmente que haya poca masificación turística me ha encantado. También hay que decir que los españoles somos un poquito especialitos, hay mucha gente que piensa que como en España no se vive en ningún lado y que todo  lo que hay más allá de Italia por oriente, está a años luz de nosotros. Pues lamento decirles a estas personas que Bulgaria es un país totalmente Europeo, aun le quedan algunos detalles para equipararse a otros países de la UE, como sus bajos salarios o la estética de algunas zonas (mal asfaltado público, poca iluminación nocturna de las calles, edificios en regular estado... y detalles de ese estilo) y sobre todo el medio rural necesita un gran empujón; pero por lo demás, todo es muy parecido a nuestro medio. Nosotros al elegir destino para viajar con niños nos fijamos en dos detalles, que el país sea seguro y que haya una infraestructura médica adecuada; y ambas cosas las cumple Bulgaria. Tengo que decir que estos meses de preparación del viaje he leído de todo, gente que les gustó mucho el país y gente que les decepcionó bastante. Pero al revés de lo que podáis pensar, los relatos que menos bien hablaban sobre Bulgaria más llamaban mi atención. ¿Porqué? Porque lo que a esa gente menos les gustaba del país más me fascinaba a mi. Para ver una ciudad monumental europea hubiese elegido otro destino, yo quería ver una ciudad de Europa sí, pero una que hubiese estado bajo el control ruso, con vestigios que hablasen de ello, en un país con mezcla de culturas y con el exotismo orientalizante que confieren los muchos años de control otomano; y esa ciudad para mi era Sofía y ese país era Bulgaria. Así que he pasado meses leyendo, fascinada con su cultura, su patrimonio y sus tradiciones. Me he encontrado una Sofía moderna, una bonita ciudad como cualquier otra europea, con grandes avenidas, modernos Centros Comerciales y monumentos que denotan el cruce de culturas por su estratégico enclave. Así que amigos, no se necesita tener un primo viviendo allí para viajar a este país, ¡animaros!!!

Mis artículos sobre Bulgaria:
Aquí podréis encontrar los enlaces a los post que escribo sobre el país.

-Curiosidades del periodo comunista hoy en Bulgaria
-Sofía, visita a la ciudad con ojos curiosos
-Nuestra ruta en coche: Iglesia de Boyana / Monasterio de Rila  / Stob (en construcción)
-Trekking hacia las pirámides de Stob

Catedral Alexander Nevski

Itinerario: 
Como ya os he contado fueron poquitos días:

-Sábado tarde salida desde Málaga y llegada a Sofía.
-Domingo visita a la ciudad de Sofía.
-Lunes alquiler de coche. Visita a la Iglesia de Boyana a las afueras de Sofía, Monasterio de Rila y trekking por las pirámides de Stob.
-Martes seguimos visitando Sofía y vuelo de vuelta en la tarde.

Iglesia de Boyana

Avión
Miré muchísimas opciones para realizar este viaje. Desde Andalucía no hay ninguna posibilidad low cost para viajar a este país, desde otros puntos de España sí vuela Easyjet o Wizz Air. Encontré algunos precios desde Málaga que no estaban mal, con Alitalia 170 euros o con  Swiss 195 euros, pero con escalas larguísimas matadoras que nosotros, al viajar con niños pequeños, descartamos enseguida. La única opción que me satisfizo fue el vuelo directo desde Málaga a Sofía con la compañía búlgara Bulgaria Air. Nos costó, comprándolo nueve meses antes, 240 euros por persona ida y vuelta.  La verdad es que los vuelos fueron muy bien y el trato de la compañía muy correcto. Tanto la comida como los alojamientos son muy económicos en Bulgaria, así que si no encontráis vuelos low cost y pagáis algo más por el pasaje, el resto de gastos compensarán ese gasto mayor.



Traslado al aeropuerto:
-La opción más económica para llegar al centro de Sofía es el metro. El viaje de metro cuesta 1 leva (aproximadamente 50 céntimos de euro) y el bono de un día 4 levas (el billete sencillo se puede comprar en máquina, el bono de un día hay que comprarlo en taquilla). Te lleva al centro de la ciudad en 25 minutos. El único inconveniente que tiene es que cierra a las 23 horas, por tanto si tu vuelo llega más tarde, como nos pasó a nosotros, esta opción queda descartada. Nosotros usamos el metro para ir del aeropuerto al centro uno de los días que decidimos devolver un coche de alquiler en el aeropuerto y a la inversa lo usamos en nuestro viaje de vuelta a casa y la experiencia fue buena, es un metro muy tranquilo.


-Los taxis en Sofía son económicos. Pero leí algunos comentarios que no me gustaron, taxis sin taxímetros que intentaban colártela y cosas del estilo. Tanto en el aeropuerto como en la ciudad, si usáis un taxi debe de ser uno oficial, una de las compañías es OK Taxis. Podéis poneros en contacto vía email para que os recojan a  la llegada y estás compañías son fiables y económicas.

-Nosotros como llegábamos muy tarde y éramos nueve personas, decidimos alquilar un transfer previamente. Otras veces había usado Suntransfers, como nos había ido bien y el presupuesto era correcto, me decidí por esta compañía de nuevo. Nos costó 47 euros, un microbús para nueve personas (si hubiésemos tenido que tomar taxi, hubiesen tenido que ser tres coches, por lo que el precio del transfer creo que nos salía mejor). El conductor nos esperaba con un cartelito a la salida de la cinta de equipajes y nos llevó hasta la puerta de nuestro alojamiento.

Alojamiento:
Desde que viajamos con niños preferimos alojarnos en apartamentos. En Sofía lo hemos hecho en Vitosha Downtown Apartments, reservado a través de booking. Se trata de un edificio de alquiler de apartamentos vacacionales gestionados por una compañía llamada Saratours. El edificio está en la calle Tsar Asen número 15, a unos pocos metros del Bulevar Vitosha, en el corazón de la ciudad. Decidí reservar este alojamiento incluso antes de tener comprados los billetes de avión. Vi en booking que tenían cancelación gratuita, estupenda ubicación, bonitas fotos con mobiliario moderno y el fantástico precio; así que no lo dudé porque era la opción ideal para nuestro grupo. Reservé el apartamento de cuatro dormitorios con 220 metros cuadrados. Es un dúplex de dos plantas, abajo amplio salón, cocina abierta, baño con ducha y dos terrazas; y arriba las cuatro habitaciones y dos baños más (uno de ellos con ducha y el otro solo aseo). Con niños valoro mucho tener una cocina para calentar un biberón o hacer una cena rápida y tener más espacio para que ellos puedan jugar. Este apartamento ha cumplido nuestras expectativas y nos ha gustado mucho. El precio, 405 euros las tres noches de hotel para las nueve personas (alojamiento 45 euros por persona tres noches).



Alquiler de coche:
Queríamos ir a conocer el Monasterio de Rila que está a unas dos horas en coche de Sofía. Barajamos la posibilidad de hacer un tour donde nos llevasen, pero desde que viajamos con niños preferimos hacer todo a nuestro aire, así nadie nos marca el ritmo y los niños no se cansan tanto. Como éramos 9 personas nos venía genial alquilar un coche de 9 plazas y así todos podríamos ir juntos en el mismo vehículo. Miré las distintas opciones y al final alquilé vehículo con los que siempre lo suelo hacer, rentalcars.com. Son intermediarios, pero tienen precios muy competitivos, mejor que si alquilas directamente con la compañía y puedes hacer con ellos el seguro de cancelación de franquicia por menos coste. El alquiler de un vehículo de 9 plazas durante un día, con kilometraje ilimitado, conductor adicional y seguro de devolución de franquicia por daños nos costó 97 euros. Había precios más económicos, pero elegimos la opción que mejor nos venía por ubicación para recoger el coche a las nueve de la mañana (el céntrico hotel Sheraton Balkan) y el que la oficina cerraba más tarde para devolver el coche el mismo día pero lo más tarde posible y no tener que esperar a las nueve de la mañana del día siguiente. Al final decidimos no devolverlo en la oficina del hotel, que cerraba a las 7 de la tarde, sino que recogimos el coche como teníamos estipulado a las 9 de la mañana en el hotel, disfrutamos del mismo sin prisa, por la noche dejamos al resto de tripulantes en el apartamento, y mi marido y yo fuimos al aeropuerto a devolver el coche, volviendo en un agradable paseo en metro hasta nuestro alojamiento (conocimos en el metro a un chico alemán muy majo, residente en Sofía, con el que tuvimos una conversación entretenida). En la siguiente foto nuestro coche de alquiler de camino hacia las Montañas de Rila. (97 euros + 20 euros de gasolina, 13 euros por persona).

Nuestro viaje hacia las montañas de Rila

Cirílico:
Era un tema que me preocupaba un poco, que todo estuviese escrito en cirílico y no entendiese nada. Hay pequeñas hojas de traducción que puedes llevar para una emergencia, pero no es necesario, el nombre de las calles, la información de transportes y ese tipo de cosas; están en ambos alfabetos.



Comidas:
La cocina búlgara, con influencias griegas y turcas, está muy rica y es económica. Nosotros hicimos el desayuno y el almuerzo fuera del alojamiento. Contábamos con cenar fuera también, pero los almuerzos fueron tan copiosos que al final todos los días decidimos cenar algo ligero en el apartamento porque nadie tenía hambre.
Todos los días desayunamos en el Bulevar Vitosha, en un lugar llamado Makís, en la esquina con la calle Ivan Denkoglu. Capuchino acompañado de algo dulce o salado, como observaréis en la foto todo tiene una pinta muy rica y un precio más que razonable para estar en pleno corazón de la ciudad (de 1, 20 a menos de 2 euros bocadillos y dulces). Cambio de 1 leva a 1,96 euros en ese momento.

Los dulces o bollos rellenos son típicos de Bulgaria. Uno de los más conocidos es la banitsa, un dulce de pasta filo relleno de sirene (queso blanco búlgaro) o de cualquier otra cosa. Uno de los días desayuné un bollo relleno de este queso. Hay que probarlos, están muy ricos.


Miré muchas opciones de restaurantes en Sofía, queríamos probar una buena comida búlgara, pero no quería perder mucho tiempo en desplazamientos. Al final nos decidimos por Hadjidraganov's Cellars (Hadjidraganovite izbi) en la calle Hristo Belchev 18, porque estaba muy bien ubicado en el centro y tenía buenas críticas. Aunque en la ciudad hay restaurantes más económicos, los precios de este restaurante están muy bien en comparación con los de nuestras ciudades y sobre todo la calidad se aprecia. Tiene la decoración de una típica Mehana (taberna tradicional búlgara) y por la noche hay música en directo; así que la única duda que tenía es que fuese un típico restaurante "cazaguiris", no sé si lo será, pero desde luego la comida estaba muy buena. La carta es muy extensa, pero los camareros son atentos (responden a todas las dudas y aconsejan), esto lo cuento porque los camareros en los países del este había leído que tienen fama de ser muy secos, en este local no es así, son amables y te ayudan a decidirte. Anda, os voy a echar una mano y os voy a decir lo que nosotros pedimos, a ver si os ayuda a decidiros.

Las ensaladas están riquísimas, con mezcla de tomate, pepino y queso. Pedimos las dos más típicas.


Lo acompañamos de varios tipos de carnes, hay miles de platos y cuesta decidirse. Volvimos a seguir el consejo del camarero que, por cierto, siempre aconsejaba lo más caro, pero bueno, lo máximo que podía costar un plato eran 14 euros, así que a hacerle caso. Las que más nos gustaron estas dos carnes, la ternera (que aparece en la bandeja de madera) y el cordero (la guarnición era una especie de arroz con algo que sabía a morcilla espaciada y estaba muy rico).


Pedimos dos tipos diferentes de cerdo, uno a la brasa con forma de trenza y otro en cazuela con salsa, éste segundo estaba mejor.


Y después los postres que os recomiendo estos dos típicos. Por supuesto el yogurt. Aunque los griegos quieran apoderarse de su origen, el yogurt lo inventaron los búlgaros. Y otro dulce típico es la tarta de galleta o biskvitena torta.


Como estábamos en Pascua ortodoxa, el camarero nos obsequió al final de la comida con lo que la tradición búlgara dice que hay que comer ese día. Nos trajo un plato con huevos de pascua (que las familias pintan los días anteriores) y el kozunak, un dulce parecido al panettone que se hace para este día en todo el país.


El almuerzo nos costó unos 19 euros por persona, pero tengo que decir que pedimos varios platos repetidos para compartir y nos sobró mucha comida. Nos gustó a todos mucho y el servicio fue muy amable; sin duda lo recomiendo.

Justo al lado de este restaurante está otro llamado Restaurante Divaka (o Ambaka leído en cirílico). Hay varios por la ciudad y están muy bien de precio con buenas críticas. Para cenar llevaba anotado acudir a este lugar porque tiene unas sopas servidas dentro de una especie de pan que tienen muy buena pinta. Pero ninguna de las noches que pasamos en Sofía, tras los copiosos almuerzos, nos quedaron ganas de cenar fuera.

El día que acudíamos al Monasterio de Rila teníamos pensado comer allí. Pero un español residente en Sofía que nos encontramos visitando la Iglesia Rusa, nos recomendó que mejor almorzásemos en uno de los restaurantes de la carretera que sube al monasterio, que podíamos comer trucha pescada en el río y que "eran menos para turistas" que los restaurantes del monasterio. Así que seguimos el consejo y unos 8 kilómetros antes de llegar al monasterio paramos en este restaurante junto al río. El nombre ni idea, estaba en cirílico, os pongo la foto de la carta para que vosotros lo descifréis [edito: un lector muy amable nos comenta que el nombre del restaurante es "Magiyata na Rila" La magia de Rila. ¡Gracias!]

Todo estaba bueno, nos costó el almuerzo menos de 10 euros por persona y los platos eran abundantes; pero la calidad del día anterior era mejor. Allí volvimos a pedir las ensaladas y algunos platos nuevos, como la trucha del río, en las montañas de Rila nacen algunos de los ríos más caudalosos de los Balcanes. Pedimos mezcla de carnes a la brasa y kebapcheta (el plato de abajo de la composición) es una mezcla de carne picada espaciada con forma alargada típico de bulgaria (en Grecia lo hacen igual, pero quizás más especiado).


Seguro médico:
La Tarjeta Sanitaria Europea es válida en Bulgaria, por lo que tendréis asistencia sanitaria de urgencias de forma gratuita. Las instalaciones y detalles del sistema sanitario público del país pueden ser un poco anticuados, pero hay buenos profesionales y la asistencia será correcta. Nosotros desde que viajamos con niños llevamos un seguro privado adicional también. El año pasado en Italia tuvimos una urgencia con nuestro peque que requería actuación inmediata, teníamos la Tarjeta Sanitaria Europea en la mano, pero ¿donde acudíamos?, gracias a que teníamos un seguro privado (tipo Sanitas, Adeslas..., sirven en España y también cubren urgencias hasta una cuantía en el mundo) llamamos por teléfono y nos solucionaron todas las dudas. Aquí os dejo esta experiencia de situación de urgencias en Siena, por si os pasa alguna vez y necesitáis solventarlo.

Cuento sobre Bulgaria:

Antes de realizar un viaje con mis hijos suelo escribirles un cuento sobre el lugar en cuestión. En ellos mezclo historia, monumentos o curiosidades del país, con personajes que en ese momento a ellos les interesen. Así hago que mis hijos muestren interés por el lugar que vamos a conocer, les enseño pequeños detalles históricos o geográficos y también intento ensalzar valores como la amistad, el respeto... No sabía con qué relacionarles Bulgaria para llamar su atención, pero mirando el atlas con mis hijos (les encanta), me di cuenta que a mi peque mayor de 4 años le llamó la atención que estuviese al lado de Rumanía, el papá de una amiguita de clase es rumano y la niña le cuenta siempre las historias de las vacaciones en Rumanía con sus abuelos. También le llamó la atención que la frontera entre los dos países fuese un río, el Danubio. Así que con esos datos y como se acercaba Halloween; pues decidí mezclar a la diosa Sofía que custodia la capital búlgara con su mismo nombre, con su vecino rumano el Conde Drácula y así surgió  "El Halloween de Sofía y Drácula".

Diosa Sofía en el centro de la ciudad

Blogs interesantes que escriben sobre Bulgaria:

Con este apartado quiero dar las gracias a otros bloggers que tanto me han ayudado a confeccionar mi guía de viaje a Bulgaria y, a la vez quiero, recopilar información sobre el país para facilitar la búsqueda a otros viajeros. Que mejor manera de dar las gracias que con esta rosa de Bulgaria (con la que se fabrica la conocida cosmética del país). ¡Gracias!!

Rosa de Bulgaria silvestre

-Bulgariatravel: La web de turismo oficial del país en español. Información detallada de monumentos, horarios..

Mamá española en Bulgaria: Descubrí este blog en Twitter. Seguir a esta mamá expatriada, me ha ayudado durante estos meses a hacerme una idea muy aproximada de la vida en este país. ¡Gracias! He aprendido mucho sobre Bulgaria en sus relatos y en los comentarios de muchos búlgaros que siguen su blog. Además me he reído un rato también en muchas ocasiones con las anécdotas y detalles divertidos de su vida en el país.

-Buscablogs: Una web ordenada en destinos, que recopila blogs que hablan sobre ellos.

La mochila de Pepe: Su relato "Rumanía, Bulgaria y Turquía en coche" me sirvió de gran ayuda y le doy las gracias por las dudas resueltas a través de su blog y del foro de "Los Viajeros". Hicieron, como nosotros, el trayecto en coche a Rila y sus impresiones nos sirvieron de mucha utilidad. Nos guiamos por su recomendación del restaurante Hadjidraganov´s Cellar.

- Apuntes de Viajes: Aquí encontré muchísima información detallada y útil sobre el Monasterio de Rila. Su post sobre restaurantes en Sofía me fue de mucha utilidad y me descubrió que es una mehana (un restaurante de comida típica búlgara).

- Flavia around the world: Me hizo ilusión encontrarme con su post sobre el Monasterio de Rila, porque tenía el mismo plan que yo, alquilar coche sólo por un día para ir a conocerlo junto a la Iglesia de Boyana.

- Xixerone: Este blogs tiene interesantes artículos sobre Bulgaria y gracias a él descubrí el Museo de Arte Socialista de Sofía. Restaurante Divaka y al final de Vitosha el Palacio Nacional de la Cultura.

Viajar a ratos: Post donde habla de restaurantes en Sofía y visita de un día por Sofía. En este post habla del Monasterio de Rila y los siete Lagos de Rila, me fue muy útil para decidir que el telesilla de los lagos no me hacía mucha gracia para ir con niños pequeños.

-Mi baúl de blogs: Esta familia viajera me llevó con sus relatos a conocer este bonito país y me ayudó a reiterarme en la idea de que a Bulgaria se podía viajar con niños.

-Mil Viatges: Igualmente, gracias a este estupendo blog que sigo en redes sociales, descubrimos que a Bulgaria se puede viajar con peques sin problema.

-Senderismo por Europa: Es una web dedicada a organizar viajes y que tiene buenos post sobre el país.

-Descubre Bulgaria: Es el blog de una búlgara residente en España, con sus relatos nos hace una aproximación a su país. Su artícuo "Siete platos que probar en Bulgaria" lo llevé impreso a mi viaje.

-El Rincón de Sele: Como siempre Sele nos detalla unos post cargados de información sobre Bulgaria.

-Dokodemo Door Blog: Regresó de Bulgaria después de nosotros, pero estos meses hemos compartido mucha información y su visión del viaje, muy parecido al nuestro en itinerario, es algo diferente.


11 comentarios :

  1. Gracias por detallar todo, alojamiento y alquiler de coche... porque aunque sepa bastante del país, no he tenido la ocasión de ir a Rila; sí parece mentira, pero dado que suelo ir sólo en agosto, primero veo a la familia, luego apetece una escapada a la costa porque hace calor... y sumándole que no me queda por el camino, el monasterio de Rila lo tengo todavía pendiente. Y por eso espero tu entrada sobre las pirámides de Stob, porque ya que está por la zona me gustaría hacer la misma combinación.
    El restaurante ese de la carta se llama "Magiyata na Rila" (La magia de Rila), y el de Sofía es Divaka (El salvaje/el bárbaro). Lo de "Ambaka" supongo que lo has intentado leer en alfabeto latino. :)
    Un saludo. Y olé por llevar también a los abuelos, me parece muy buena idea!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario!! Ahora mismo añado tus estupendas traducciones!. Je je je que risa me ha dado lo de Ambaka, como hay varias sucursales del mismo restaurante al ver el letrero pensé "a éste le habrán querido cambiar un poco el nombre para hacerlo distinto" je je je no caí en que era cirílico.
    Cuando conozcas Rila vas a ser ya un súper experto en el país ;-) Las pirámides no es que sean un monumento natural enorme, pero quedan cerca, el sendero es bonito y las vistas también porque se asciende hacia arriba. Al estar tan cerca de Rila era una buena manera de disfrutar de la naturaleza un rato.
    Gracias de nuevo! Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. Pedazo de artículo detalladisimo de Bulgaria. Yo opino como tu en casi todo, especialmente en el tema de los vuelos directos teniendo niños. Ese en concreto lo he mirado en varias ocasiones y es un destino que tengo muy pendiente. Seguí tu viaje por las redes sociales y me encanto todo los lugares que ibas subiendo. Felicitaciones por el articulo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Pedazo de artículo detalladisimo de Bulgaria. Yo opino como tu en casi todo, especialmente en el tema de los vuelos directos teniendo niños. Ese en concreto lo he mirado en varias ocasiones y es un destino que tengo muy pendiente. Seguí tu viaje por las redes sociales y me encanto todo los lugares que ibas subiendo. Felicitaciones por el articulo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Animaros Verónica! Que el vuelo es muy cómodo desde Málaga y el país merece la pena. Gracias por pasarte por aquí. Un beso!

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que Bulgaria es de esos destinos que nunca me había llamado la atención por desconocimiento hasta hace poco que he ido viendo fotos de algunos sitios y me ha parecido mucho más atractivo de lo que creía. Por cierto, lo de la sopa en pan lo puedes tomar también en otros países próximos como en Hungría y en República Checa. Nosotros las probamos allí.

    ResponderEliminar
  7. Nosotros comimos ese tipo de sopas en San Francisco, allí eran de pescado y teníamos que ganas de volver a probar otra sopa así, pero para la próxima. Bulgaria es interesante y fácil de hacer en familia. Gracias por tu comentario. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por la mención y enhorabuena por el artículo!!!

    Bulgaria es una pasada, la verdad.

    Saludos,

    Sele

    ResponderEliminar
  9. Gracias a ti Sele, tu artículo sobre Sofía ha sido uno de los más detallados que leí. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Gracias por partida doble: por la informacion que me pasaste (que me resulto muy util) y por la mencion.

    Sin ser una de las ciudades mas bonitas de Europa, un fin de semana de Sofia y Rila me parece recomendable y bonito.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Gracias Enepi!Es cierto, si que quiere visitar una ciudad monumental europea, hay otras alternativas mejores. Pero Sofía es una ciudad con encanto y con historia muy interesante. Un abrazo!

    ResponderEliminar