Menu horizontal

Botones sociales desplegables

domingo, 20 de noviembre de 2016

Alcalá la Real, turismo rural que sorprende en la Sierra Sur de Jaén

Alcalá la Real, un interesante municipio de la Sierra Sur de Jaén, al que nos unen lazos sentimentales, es un lugar al que volvemos una y otra vez varias veces en el año y en alguna ocasión hemos hecho turismo rural con otras familias con niños. Ubicada estratégicamente a unos cuantos kilómetros de Granada, entre el valle del Guadalquivir y las vegas granadinas, este detalle la ha hecho importante a lo largo de la historia, le ha conferido una personalidad propia y de este trasiego por cruce caminos, queda como reflejo hoy en su importante patrimonio histórico. Bajo estas dos perspectivas, la puramente turística y la sentimental, os intentaré explicar algunas de sus peculiaridades, las diferentes opciones culturales, gastronómicas y de disfrute de la naturaleza que posee.


Visitas Culturales

Fortaleza de la Mota:
Sin duda es el conjunto monumental más impresionante de la ciudad, situado en una atalaya natural a 1033 metros sobre el nivel del mar que le confiere una privilegiada situación de vigía. Segunda fortaleza más grande de Andalucía y una de las mejores conservadas de España. Tengo aquí que dar la enhorabuena al pueblo de Alcalá por la buena gestión que han hecho de su patrimonio y la pormenorizada labor de conservación que han realizado en unos años; convirtiendo en interesantísima la visita a esta gran fortaleza.


Aunque hay vestigios encontrados desde la prehistoria y época romana; la fortaleza, como hoy la conocemos, empezó a construirse en el siglo ocho, durante la época musulmana, con piedras de las canteras de Los Llanos, un lugar del que más adelante os hablaremos. ¿Porqué aquí? pues muy fácil, solo hay que subir y contemplar las vistas privilegiadas, por tanto, en tiempos de guerra, una posición estratégica de importancia. En la Edad Media se convierte en uno de los puestos más relevantes de al-Ándalus y durante la reconquista, en uno de los lugares claves para anexionar, ya que es frontera con el reino Nazarí, encontrándose a tan solo 40 km de Granada. Hoy sigue siendo frontera entre tres provincias, Jaén, Granada y Córdoba.

Vistas de Sierra Nevada desde la Fortaleza de la Mota

Su conquista por los cristianos sucedió el 15 de agosto de 1341, cuando entró triunfante a la ciudad Alfonso XI de Castilla, que le confirió el título de Real y desde entonces acompaña a su nombre, Alcalá (castellanización de la palabra árabe "al-qala`a", que significa literalmente "el castillo") la Real . La fortaleza constaba de 7 puertas, por tanto, 7 retos difíciles de atravesar. Fueron 8 meses de asedio intensos a los musulmanes y al final, por una estrategia que más adelante os contaremos, la fortaleza fue conquistada. 

En esta web tenéis información de precios y recorridos de la visita. Un paseo muy interesante por puertas, murallas, miradores, trazado urbano con casas, bodegas y demás lugares de la vida civil, torres, Alcazaba, Iglesia Mayor Abacial (donde se proyecta un interesante documental sobre el entorno) y una cantidad de detalles muy bien explicados en el recorrido (por audioguía gratuita o durante las visitas guiadas que se hacen a lo largo del día). Además es un tour muy recomendable para hacer con niños, que se inventarán miles de juegos en los patios de armas,  los laberintos formados por los vestigios de la ciudad, las torres, cárceles... Una aventura maravillosa para ellos.


En la foto todos los peques siguiendo las flechas en los restos arqueológicos


La Ciudad Oculta:
Es una curiosa visita por pasadizos bajo la fortaleza. Podéis comprar el ticket para esta visita junto con el de la fortaleza o hacerlo a parte. Son visitas guiadas para alrededor de veinte personas que se hacen a varias horas a lo largo del día, mi consejo es que llaméis al teléfono de información turística de la ciudad, para informaros y reservar previamente.


Un paseo por las entrañas de la ciudad, por los túneles que construirían los soldados de Alfonso XI, hasta llegar a la "Fuente de la mora", el pozo que envenenaron con animales muertos, hito decisivo en el asedio a la ciudad y que cambió la suerte de los cristianos para ganar esta importante plaza a los musulmanes. Para los niños fue una visita muy divertida, subiendo por los túneles como aventureros.


Los Llanos:
En 1492 terminaría la guerra contra los musulmanes y la población, ya en tiempos de paz, pudo bajar y asentarse en la ladera del cerro, hacia el llano. Alcalá la Real hoy se dispone, por tanto, en un llano entre dos elevaciones, una el propio Cerro de la Mota y otra elevación cuya cima tiene el curioso nombre de "Los Llanos", ya que posee una gran terreno llano erosionado en altura.

Vistas de La mota y del pueblo desde la elevación de "Los Llanos"

Los Llanos hace millones de años estaban sumergidos bajo el mar y no es difícil encontrar durante el paseo fósiles de conchas y demás detalles marinos. Hoy en día han construido un bonito parque periurbano, donde la gente va a pasear, a hacer ejercicio y además hay un parque infantil ideal para los niños.

Elevación de Los Llanos vista desde la Fortaleza de La Mota

El pueblo:
Como ya os he comentado, se encuentra en mayor medida en una llanura entre dos elevaciones. Su calle principal es la Carrera de Las Mercedes, conocida como "El Llanillo", con preciosas casas palacio. Además alberga varias joyas patrimoniales como el convento renacentista de La Encarnación o el Palacio Abacial, hoy sede de un punto de información turística y del Museo de Historia y Arqueológía de la ciudad.



Claustro del Palacio Abacial


A nuestros peques y sus amiguitos les gustó corretear por el museo, sobre todo observar a los esqueletos en sarcófagos, frente a los cuales todos se hicieron los valientes.

Entrando por una de las callecitas laterales llegamos a la Plaza del Ayuntamiento. Preside la plaza dicho edificio y la escultura de Martínez Montañés, uno de los escultores más importantes de nuestro país, nacido en Alcalá la Real. También fueron ilustres nacidos en Alcalá, el también imaginero Pablo de Rojas y el Arcipreste de Hita autor del "Libro de buen amor".

 Plaza del Ayuntamiento. Fotografía de Francisco GM de la wed del Hotel Torrepalma

En la misma plaza justo enfrente del Ayuntamiento, destaca el edificio de la antigua Lonja del siglo XVIII. Bajo la lonja, en la esquina, hay un pequeño bar donde se hacía el aguardiente y se vendía el vino desde hace años; os recomiendo hacer una parada allí y tomar un vermut. Os lo prepararán con una pequeña tapa y está muy rico.



En un extremo de "El Llanillo" está la Iglesia de la Mercedes, la patrona de la localidad y a la que tienen gran devoción los vecinos de la misma. Al otro extremo se encuentra el Pilar de los Álamos del Siglo XVI.


Se llama así, porque aquí empieza el precioso Paseo de los Álamos, antiguamente una alameda surcada por estos árboles, de ahí el nombre y que hoy es lugar de encuentro, paseo y esparcimiento para todos.



La fuente del Paseo, un imán para los juegos de niños

Hay varios bares con veladores y bonitas vistas de La Mota

En el Paseo hay dos parques infantiles de donde los niños no querrán marchar

Barrios:
El pueblo tiene barrios preciosos encaramados en el cerro como el barrio de San Juan, Fátima o San Marcos. Con casas encaladas, callejuelas empinadas y coquetas ermitas. Muy interesantes para dar un paseo tranquilo y tomar bonitas fotografías.

La Mota desde el barrio de San Marcos


Pedanías y pueblos cercanos ideales para el turismo rural: 
Alcalá la Real es el núcleo central del que dependen 18 pedanías, algunas de ellas situadas en entornos naturales preciosos ideales para el turismo rural. También hay pueblos preciosos cercanos más pequeños como Frailes, un pueblo con mucha agua y una orografía muy característica por ello.

En el apartado de alojamiento os hablaré de algunas opciones en pedanías como Charillas, Ribera Alta o Ribera Baja, pequeños pueblecitos tranquilos, para pasar agradables fines de semana en el campo.

Muy cerca de Alcalá se encuentra la Hoya del Salobral, un lugar muy bonito para una visita, por sus bonitas vistas y por su historia curiosa. Es una pequeña pedanía perteneciente al pueblo de Noalejo. En ella se encuentra una iglesia dedicada a la jienense Virgen de La Cabeza, pero que en realidad los vecinos levantaron piedra a piedra en tiempo récord a la muerte de Ángel Custodio Pérez, o como es conocido en la zona "el Santo Custodio", para honrar su memoria. Una persona buena y humilde que ayudó a mucha gente en todos los alrededores sin pedir nada a cambio y del que es interesantísimo escuchar hablar a las personas mayores que lo conocieron. Llama poderosamente mi atención la movilización de toda esta gente humilde, sin que nadie los convocase a su muerte, simplemente el cariño y el respeto a dicha persona, para levantarle un lugar de culto con el trabajo comunitario de todos.

Sierra Nevada desde la Hoya del Salobral

Iglesia de la Virgen de la Cabeza para honrar al Santo Custodio (Hoya del Salobral)

Senderismo:
Hay un sin fin de rutas de senderismo en la zona, pero yo os voy a proponer una muy interesante para hacer con niños. La ruta de los Zumaques. Los zumaques son unos árboles de la Sierra Sur de Jaén, cuyos frutos se han usado desde la antigüedad para la tintura de pieles. La ruta se puede hacer andando desde el pueblo, atravesando el barrio de San Marcos hasta el inicio del camino (en uno de los laterales de "Los Llanos", o se puede hacer en coche hasta el inicio del sendero propiamente dicho (hay una pequeña explanada para dejar el coche antes de atravesar la verja que impide el paso de vehículos en el sendero).


El sendero es precioso e incluso tiene zonas para practicar escalada.




Y estos son los zumaques y sus frutos.



Alojamiento:
Hay varias opciones de alojamiento.

Hoteles correctos en el pueblo como el Hotel Torrepalma, el Hostal Río de Oro, la Hospedería  Zacatín y el Hotel Spa Llave de Granada.

Hoteles rurales como el Hostal "Sierra de la Martina", ubicado en un entorno único entre sierras y con  un restaurante magnífico con gran relación calidad/precio del que os hablaremos en el apartado de gastronomía.

Casas rurales en las pedanías para grupos de personas como El molino de Abajo, el cortijo de Wenceslao y muchos más de calidad.

Gastronomía:
En Alcalá la Real hay muchísimos bares y restaurantes. La mayoría con platos exquisitos tradicionales a muy buen precio y una de las ventajas es que mantienen la costumbre de Granada o Jaén, es decir, que si pides bebida te ponen tapa gratis.

Uno de los platos típicos del pueblo es "la secretaria", es una carne con verduras en salsa con una historia curiosa. Se llama así según dicen porque un grupo de amigos quedaron para hacer una comida en el campo, un arroz, pero alguien se le olvidó el arroz y en esa reunión había una secretaria que solucionó en problema haciendo este rico plato (unas historias cuentan que la secretaria es la que solucionó el problema y otros que fue a la secretaria a la que se le olvidó el arroz). Sea de una u otra manera al plato se le bautizó como "secretaria". A nosotros nos encanta la secretaria que hacen en "El Patio de Mango", un pequeño restaurante con una bonita terraza en la pedanía de La Ribera Alta. Podéis comerla en el local acompañada de unos chorizos a la brasa locales o encargarla para llevar, esto es buena idea si os alojáis en alguna casa rural para hacer una comida entre amigos, nosotros lo hicimos así hace unas semanas y lo disfrutamos mucho.


Las Setas de Cardo es otro manjar de la zona, se hacen fritas o a la plancha y de ambas maneras están riquísimas. A nosotros nos encanta ir a almorzar al hostal restaurante rural "Sierra de la Martina", allí todo es natural y elaborado de forma casera, nuestros favoritos, las setas de cardo y el choto con ajos, otro plato de la gastronomía local que está delicioso.



Espero que os haya gustado nuestro pequeño recorrido por estas tierras del sur de Jaén. Os animamos a viajar a Alcalá la Real y sus alrededores. Pero ¡ojo!!, os puede pasar como a nosotros, que nos hemos enamorado de su cultura, sus tradiciones y su naturaleza; y no dejamos de regresar una y otra vez.


4 comentarios :

  1. Hola. Me encanté leer de vuestro viaje a Alcala la Real. Hace 6 años, pasé con mi familia por ese pueblo ....y ahora ¡vivimos ahí! Tengo fotos muy paracidos a las vuestras y me emociona a verlas. Me he gustado a encontrar ese blog y enhorabuena por vuestra vida tan interesante. Espero que regresais muy pronto.
    Un abrazo
    Annie

    Excuse my Spanish!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tus bonitas palabras Annie. Ya veo que eres otra enamorada de Alcalá La Real como nosotros, es una tierra bonita y muy acogedora. Hay lugares que enamoran y a veces hay que tomar decisiones valientes para vivir donde a uno le gusta o como a uno le gusta, felicidades por esa valentía. Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Hola!! Tu post es estupendo. Me han dado muchas ganas de conocer Alcalá la Real. Un besazo!

    ResponderEliminar
  4. Gracias Helena! Pues os animo a conocerlo, es un viaje muy divertido en familia. Un abrazo!

    ResponderEliminar