Menu horizontal

Botones sociales desplegables

miércoles, 19 de abril de 2017

Iglesia fortificada de Prejmer: Edad Media en Transilvania

Es uno de los lugares que más me ha sorprendido de nuestra ruta por Transilvania, no esperaba encontrarme un lugar tan curioso, tan bien conservado y con un aire tan medieval. Como todo el mundo, conocía el pasado sangriento de la zona por las incursiones otomanas. Las históricas de Drácula, el príncipe que luchaba ferozmente contra los turcos en la región y que se convirtió en vampiro, hicieron conocer a nivel mundial las oscuras historias de Transilvania. Pero, de la historia real de esta región de Rumanía y de su gran influencia germánica, no conocía nada y me ha sorprendido muy gratamente.


Cuando empecé a buscar información sobre la zona, descubrí el pasado alemán de la región y su enorme influencia que ha perdurado hasta nuestros días, en comidas, arquitectura… En muchas ocasiones paseando por Transilvania te quedas perplejo, porque parece que en vez de en Rumanía, estás andando por un pueblo del Tirol o Baviera.

Esto es debido a que en el siglo XII, esta zona de Rumanía pertenecía al Imperio Austrohúngaro y era un lugar de continuo conflicto, debido a que hacía frontera con los territorios conquistados por los turcos. El rey, para hacer fuerte esta región, durante los siglos XII y XIII, repobló la zona con colonos germánicos procedentes de Alemania (también perteneciente al Imperio). Fueron llamados sajones y gozaron de una condición privilegiada frente a los húngaros o los szekely, habitantes que poblaban anteriormente estas tierras. Los sajones, preservaron su arquitectura, su religión (luterana), sus oficios… durante siglos.

Ciudades de la zona como Brasov, gobernadas por sajones, estaban fuertemente fortificadas para defenderse de los ataques otomanos. Pero en una ciudad esto es lo lógico, para nosotros lo más curioso y sorprendente, fue encontrar estas magníficas fortificaciones en las aldeas, nunca habíamos visto nada igual, son las llamadas Iglesias Fortificadas o Fortalezas Campesinas. En las pequeñas aldeas con menos población, lo que hacían para defenderse de los ataques turcos constantes, era fortificar sus iglesias. Levantaban auténticos muros altos alrededor de ellas, con almenas y torres vigías. En el mismo muro, internamente, construían las casas que habitarían en periodos de asedio y también infraestructuras como colegios, almacenes de grano…Todo en el muro, alrededor de la iglesia. Son varios edificios de esta índole, los que se siguen manteniendo en la región, siete de ellos Patrimonio de la Humanidad, por su originalidad y su buena conservación.

Boceto de la Iglesia Fortificada de Prejmer

Nosotros visitamos uno de ellos,  la Iglesia Fortificada de Prejmer, que se encuentra en el pueblo del mimo nombre a escasos 20 km de Brasov. La fortificación de Prejmer es de las de mayores dimensiones de toda Europa, con un estado de conservación magnífico, un paseo por la misma te transportará a la Edad Media.


Esta iglesia fue construida por los caballeros teutónicos entre 1212 y 1213, ha sido remodelada a lo lardo de los siglos ampliándosele distintas zonas, pero su estructura es la original. Los muros tienen 8 metros de espesor, con torreones y bastiones. Algunas fortificaciones de este estilo más pequeñas, no tienen torreones vigía, la misma torre de la iglesia servía como torre de vigilancia, pero la fortificación de Prejmer sí los tenía y los conserva.



Accedemos por un pasadizo abovedado de más de 100 metros, seccionado por una puerta medieval, llamada rastrillo, que impresionó a mis hijos. Un autentico recinto de caballeros medievales.



Al entrar nos encontramos la iglesia en el centro y alrededor de ella, intramuros, este curioso sistema de viviendas dispuestas en tres plantas en forma circular alrededor de un soleado patio. Todo un espectáculo visual, una pequeña "colmena" en el muro y alrededor de la iglesia.

En esta foto veréis la pared de la iglesia y las casas. La iglesia está en el centro de la plaza y las casas alrededor dentro de la fortificación

Por lo visto, los ciudadanos de mayor estatus tenían designadas las mejores viviendas en el interior. Subimos y bajamos por las escaleras, con cuidado con los niños, porque en esa época no existían las barandillas de seguridad para ellos.




Hay distintas habitaciones abiertas con zonas de exposición para observar los muebles de la época de las familias más acomodadas.



O por ejemplo la escuela intramuros, para que no faltase la educación en los periodos de asedio.


Podían pasar meses asediados, por ello hay pasadizos para poder salir sin ser vistos por el enemigo y aprovisionarse de nuevo. Como el túnel subterráneo que se observa en la foto.


El centro de la plaza lo ocupa la iglesia, de estilo gótico y sobre la que giraba la vida de la comunidad medieval.


El exterior, también con accesos a través de escaleras de manera nos parece muy curioso.


Visitamos durante un rato su pequeño museo sobre la vida tradicional de la zona y después lo mejor es que en el exterior hay un gran parque para pasear con una zona de juegos para los más peques, aunque lo realmente divertido para ellos está en el interior de la fortaleza, corriendo y trepando.


Estos son los horarios de visitas por si queréis planificar la vuestra y la entrada nos costó 10 lei(2017).


¿Os ha gustado el lugar? ¿Conocíais algo así? Os animo a conocer Rumanía, tiene lugares precisos.


7 comentarios :

  1. A mi desde luego ya con esta entrada me has animado.me ha parecido muy interesante este tipo de fortificacion y realmente bien conservada! Me alegro de que os haya gustado Rumanía. Sin duda un destino a tener en cuenta ;)

    ResponderEliminar
  2. Muy bonito Helena! Desde luego que hay que pensar en Rumanía, precioso!

    ResponderEliminar
  3. Muy bonito Helena! Desde luego que hay que pensar en Rumanía, precioso!

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que no conocía este sitio! Ya me has creado una necesidad!! Lo pongo en la lista de destinos futuros porque me ha encantado esa iglesia-ciudad fortificada!

    ResponderEliminar
  5. Mari Carmen os animo a ir, nos ha encantado Rumanía.

    ResponderEliminar
  6. Muy muy interesante esta iglesia fortificada y poco conocida. Agradezco mucho los datos como el horario porque tengo claro que en una futura visita a Rumanía (lo tengo pendiente y no he ido ya por culpa de lo caro que salen los vuelos) lo incluiré en el planning. Muy buena entrada. Un besote :)

    ResponderEliminar
  7. Gracias Caliope! Animate a conocer Rumanía!!

    ResponderEliminar