Menu horizontal

Botones sociales desplegables

martes, 9 de mayo de 2017

Sueños infantiles "Un día de camping" ¿Te atreves?

Si tu hijo te pide "mamá, por favor, vamos a dormir un día en un tienda de campaña" ¿Qué harías? ¿Le concederías el deseo? Pues en estas me vi hace unos días...


Habíamos compado unos sacos de dormir para nuestra ruta en autocravana por Irlanda y mi hijo de cinco años, tenía claro que ya que tenía saco, lo siguiente era usarlo dentro de una tienda de campaña bajo las estrellas. La salida que le di al tema cuando insistió en ir de camping, pensando que él se olvidaría, fue "vale, pero en primavera con mejor tiempo". Pero la primavera llegó y el peque, en vez de olvidarse, se acordaba perfectamente. La idea del camping me daba muchísima pereza y remoloneé todo lo que pude, pero el peque tomó aliados, a su hermano pequeño y a su padre, y ya no pude escapar de la situación. Su padre tenía muchas ganas, echó mucha leña al fuego para conseguir argumentos a favor y ya fueron tres contra uno en toda regla. Así que aquí me tenéis, escribiendo un post sobre acampada con peques.


No soy muy fan de este tipo de vacaciones, pero tengo que reconocer que a los niños es una experiencia que les alucina. Hace unos días que regresamos y tengo que decir que ha sido muy positivo. Ver a mis hijos de noche durmiendo a mi lado felices y que una vocecita me diga bajito "mamá, esto mola mucho", no tiene precio. Así que aquí algunas ventajas para animaros a hacerlo.

-Toda la parafernalia de montar la tienda, junto con la idea mágica de que es una pequeña casita para jugar, a ellos les fascina.
-Las rutinas del camping, como ir cepillarse los dientes a los lavabos, que para los adultos pueden suponer pequeñas incomodidades, para ellos son geniales aventuras.
-El contacto con la naturaleza que supone pernoctar de esta forma, para los niños es genial, sobre todo si tus hijos son de ciudad y no están acostumbrados al aire puro.
-Lo último y lo mejor, dormir bajo las estrellas escuchando el ruido de la naturaleza y de los elementos (el mar, el cantar de los grillos, los pájaros al amanecer....) es inolvidable.


El tiempo pasa muy rápido, se hacen grandes enseguida. Seguro que más mayores iran de campamento con sus amigos, pero no dejes escapar esta oportunidad y vive esta experiencia con tus hijos, los verás felices. No hace falta que gastes mucho dinero, pídele a algún amigo una tienda de campaña y al menos, durante un día, vive en familia una aventura así.

Cárcel para malvados de Star war
Para mis hijos ha sido genial, ya hemos repetido dos veces, playa y montaña. Hemos usado los utensilios de la mochila de explorador que confeccionamos nosotros mismos y hemos disfrutado de la naturaleza en familia. Yo les he visto felices y eso me ha bastado.

4 comentarios :

  1. Ay! Los mios tambien tienen muchas ganas! A ver si mi marido se anima porque yo me animo a todo;) en todo caso con la alergia primaveral lo dejaremos para otoño... pero sí, creo q es un plan genial con niños!

    ResponderEliminar
  2. A mí también es algo que me da pereza... Y a mi marido, más! así que difícil veo que vayamos de acampada... Aunque bueno, si a la peque le hace feliz, y algún día lo pide, a lo mejor terminamos cediendo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me daba pereza por las "incomodidades", pero la naturaleza me encanta y eso resto problema a las incomodidades. Si la naturaleza os va menos y sois más urbanitas, pues quizás no sea muy buena idea, pero sino, es algo único como se convive de esta forma con la naturaleza y para los peques ya genial!

      Eliminar