Menu horizontal

Botones sociales desplegables

domingo, 10 de septiembre de 2017

Planes en Rovaniemi en verano

Rovaniemi es la capital de Laponia Finlandesa. Internacionalmente conocida por encontrarse en sus inmediaciones la Casa de Papá Noel, pero a parte de este navideño reclamo (abierto durante todo el año), del que ya os contamos extendidamente en nuestro anterior artículo, Rovanimi y su región, tienen muchos más lugares para conocer que hacen su visita muy entretenida. A nosotros nos ha parecido una ciudad interesante y bonita, rodeada por distintos cauces de ríos y, en verano, flanqueada de verdes bosques.


Si accedes a Rovaniemi por aire, al llegar a su pequeño aeropuerto ya adviertes que estás en un lugar mágico, donde la navidad se vive todo el año.


El aeropuerto es muy pequeñín, pero se aprecia que es muy transitado por personas de todo el mundo y sobre todo niños. Nosotros lo visitamos a la salida de Laponia y a mis hijos les encantó, porque además de su preciosa decoración, en la parte interior tiene un pequeño parque repleto de niños de todas las nacionalidades con los que jugar.


La llegada nosotros la hicimos en tren, llegamos en tren litera nocturno desde Helsinki, una experiencia absolutamente recomendable si viajas con niños, fue para ellos toda una aventura. Nos gustó mucho su pequeña estación, tenía un toque retro muy coqueto.

Santa Claus Village y Santa Park:
Visitar a Papá Noel en su casa junto al Círculo Polar Ártico, es el motivo por el que la mayoría de turistas viajan a esta ciudad norteña, por ello lo pongo como primer punto a visitar. Ya escribí el artículo sobre ambos lugares llamado "¿Dónde vive papá Noel?" , en el post os explico toda la visita con detalle. No sé quien disfrutó más en estos lugares, si nosotros o nuestros peques.




Arquitectura de vanguardia:
Rovaniemi fue asolada tras la Segunda Guerra Mundial. Los nacis tras su retirada de Finlandia, usaron la táctica de tierra quemada, destruyendo la mayoría de ciudades de estas latitudes. Por eso por muchos lugares veréis chimeneas antiguas en medio de la nada, porque fueron las únicas construcciones de las casas que no eran de madera y que, por tanto, resistieron al fuego de los nacis y aun siguen en pie para el recuerdo.
La reconstrucción tras la guerra fue encargada a uno de los arquitectos más importantes de Finlandia, con fama a nivel mundial, Alvar Aalto. Este tuvo la curiosa idea de marcar el trazado de la ciudad con forma de cuernos de reno, el animal más común y querido de Laponia. Este trazado solo se aprecia desde el aire, así que a estar atentos en el despegue o aterrizaje.


Hay que visitar de Aalto en Rovaniemi el centro administrativo y cultural, también conocido como Centro Aalto, que consta de tres edificios: El Ayuntamiento de Rovaniemi y la Biblioteca.



Lappia House, un centro de convenciones y sede del Teatro de Rovaniemi. Nuestro apartamento estaba justo al lado y dimos varios paseos por esta bonita zona.


Otros arquitectos de vanguardia también han dejado sus diseños en la ciudad como podréis leer en este artículo.


Playas:
Sí, aunque parezca increíble, hay playas en Laponia. Como en todo el norte de Europa, los escasos meses de sol se exprimen al máximo. Por ello, en determinadas zonas del río hay pequeñas playas para practicar el baño y deportes acuáticos. Nosotros visitamos esta playita muy próxima al centro. Nos resultó muy divertido pensar que estábamos en una playa en el Polo Norte.


Como veis mis hijos se atrevieron con el baño. Una de las playas encuentra en la orilla opuesta al centro de la ciudad, justo al cruzar el característico puente de la misma, por un caminito se accede a la misma sin pérdida tras un bonito paseo desde el centro de la ciudad.

El punto amarillo es el Parque Angry birds y el verde la playa (hay un corto paseo entre ambos lugares)

Parque Angry Birds:
Es un parque abierto de acceso gratuito, con un montón de cosas divertidas para niños de todas las edades. Toboganes, tirolina, zonas de escalada, campo de futbol.... No os lo perdáis si viajáis con niños.



Museo Arktikum: 
Nosotros no lo pudimos visitar por falta de tiempo, pero nos pareció un lugar muy interesante. En él se describe la vida y la naturaleza en estas latitudes desde la prehistoria.

Foto by arkticum.com
Su cafetería también es un lugar muy recomendado por los visitantes por su calidad y precio adecuado de su menú.

La zona comercial en el centro:
El centro de la ciudad bien merece un paseo, para comprar algún recuerdo, cenar, hacerse alguna foto en las zonas habilitadas para fotografiarse de forma divertida en lugares característicos lapones (una cabaña, canoa, pozo...) o advertir en el reloj de la plaza el frío que hace en esas latitudes, aunque sea en verano.


Bosques y naturaleza alrededor:
El paisaje lapón es precioso en verano, los bosques y los lagos se suceden por doquier. Nosotros como unos días después visitaríamos el norte y allí teníamos previstas caminatas en el Parque Nacional Urho Kekkonen. Durante los días que estuvimos en Rovaniemi decidimos que para explorar la naturaleza que nos rodeaba, sería muy interesante visitar la Mina de amatista de Lampivaara en las inmediaciones de Luosto.


Esta mina se encuentra a hora y media de Rovaniemi en coche y es una visita que recomendamos encarecidamente para conocer la preciosa naturaleza de la zona. Los ciervos os saldrán por el camino a cada paso.


En su web podréis consultar horarios, precios y demás detalles para organizar la visita tanto en invierno como en verano.  Aparcamos en el parking que se encuentra a unos 2km de la mina, desde allí hay que hacer  un precioso sendero a pie con esta distancia, nosotros con nuestros hijos tardamos una media hora. Al peque lo llevamos sentado en la silla de paseo porque se nos quedó dormido en el coche (el sendero es de tierra y piedrecitas y el carro aguantó bien).


Fue divertido, fuimos observado huellas, bichitos... por el camino.


Al llegar se compra la entrada en el café que hay abajo y se espera hasta que te toque el turno para entrar en el siguiente grupo, nosotros entramos en el último turno del horario de verano, el de las 17h.


Hay que subir una pequeña colina y allí se encuentra la mina. Contemplar la inmensa masa de bosque desde arriba es precioso.



Al llegar hay un pequeño asentamiento minero tradicional, con tiendas al estilo lapón y fogata.


Un lugar súper divertido para ir con niños e interesantísimo para adultos también.


Mati, el guía, muy amablemente nos explicó a resguardo del aire las características de los minerales, mientras nos ofrecía una bebida de la zona y nos condujo al interior de la mina. Es una explotación tradicional a cielo abierto. Los peques con sus picos y sus "coladores" buscaban mineral como auténticos mineros. ¡Lo pasamos genial!



Te dejan llevarte una de las piedras que encuentres, como única condición es que quepa en tu puño cerrado. Yo elegí una bonita amatista con mezcla de zonas blancas y ahumadas.


Ya veis, tanto Rovaniemi como toda la región alrededor, ofrece muchas cosas interesantes para hacer en familia y por libre. ¡Venimos enamorados de Laponia!

2 comentarios :

  1. Genial el destino! Las fotos super chulas y los planes que cuentas.me ha sorprendido q rovaniemi no tiene entonces calles con casas tradicionales .no? Me encanta el plan minero y el parque de angry birds..la foto del puente por un momento pense que era el Alamillo;-)

    ResponderEliminar
  2. No, casas tradicionales no, solo alguna torre de ladrillo aislada que han conservado y muchas cabañas de madera por los bosques. Je je es verdad, el Alamillo lapón :-)

    ResponderEliminar