Menu horizontal

Botones sociales desplegables

lunes, 29 de abril de 2013

Un día en Marruecos con bebé. Tánger con Travelsur

Marruecos está a escasos 15 kilómetros de Tarifa y sin embargo es el gran desconocido para la mayoría de los españoles. Nosotros nos encontrábamos dentro de ese grupo que nunca había pisado tierras más abajo del estrecho y queríamos darle solución. Marruecos está cerquísima de donde vivimos, pero como tenemos un bebé de dieciocho meses, los viajes a lugares con culturas no occidentales se nos hacen complicados, por ello optamos por cruzar el estrecho y hacer un tour por Marruecos de solo un día, es poco tiempo, lo sé, pero al menos eso nos daba una pequeña visión del país y matábamos el gusanillo de hacer viajes exóticos que ahora tenemos restringidos por el bebé. Aun así, los días previos al viaje hemos tenido que hacer oídos sordos a los típicos comentarios  de "madre mía a Marruecos vais a ir con el niño", precisamente estos comentarios los suelen hacer gente que no irían ni a Marruecos ni a la vuelta de la esquina con niño o sin niño.
Puerta de la Mezquita más antigua de Tánger

Pues bien, una vez decidimos que queremos cruzar en Ferry el estrecho para pasar un día en Marruecos, nos ponemos a buscar información y nos encontramos con la sorpresa de que solamente el pasaje del Ferry ya es más caro que la excursión de un día a Marruecos organizada por una agencia. Nos gusta viajar por libre, pero ante la diferencia de precio y la comodidad del tour al viajar con el niño, optamos por la visita organizada. El precio de la travesía ida y vuelta en Ferry suele costar unos 70 euros, los tours de un día de las agencias oscilan entre los 50 a 60 euros y en ese precio está incluido además del pasaje de Ferry, la visita panorámica en bus, guía durante todo el día y comida.

Como por determinadas circunstancias habíamos decidido pasar la noche anterior en Algeciras, vimos que desde ahí salían tours de un día en los que se conocían dos ciudades, Tánger y Tetuán y nos gustó esa idea. Llamamos a algunas agencias desde casa y todas coincidían en lo mismo, que hacer ese tour con un niño pequeño era muy cansado porque se pasaban muchas horas en el bus al ser la agenda de visitas muy apretada para poder conocer en un día las dos ciudades. Por ello, al final decidimos hacer la visita de una ciudad solamente, en este caso Tánger, que es la única ciudad para la que se ofertan tours de un día.

No contratamos con antelación la excursión, sino que el día anterior, cuando llegamos a Algeciras, en la recepción de nuestro hotel, Aura Algeciras, nos informamos de las distintas opciones y allí mismo contratamos el Tour para conocer Tánger con la agencia con la que normalmente trabaja el hotel, llamada Eurotras, que a su vez trabajaban con la agencia Travelsur, que son los que realmente organizaban la excursión. Nos costó 55 euros por persona y el bebé gratis.

Llegó el día de la excursión, desde el hotel tomamos un taxi hasta el puerto de Algeciras que nos costó unos 5 euros. Frente al puerto, al lado del hotel Almar, se encuentra la agencia Eurotras que es donde habíamos quedado a las 8 y media de la mañana. Allí nos dieron el bono del tour y nos dijeron que nos dirigiésemos a la ventanilla de Travelsur que se encuentra dentro del puerto. Allí un señor muy amable nos acompañó al autobús de Inter Shipping (la compañía con la que cruzaríamos el estrecho) que salía a las 9 de la mañana y que si tienes los billetes de Ferry te lleva de forma gratuita en veinte minutos hasta Tarifa para coger el Ferry. Desde Algeciras salen Ferrys hasta Ceuta y desde allí se hace la excursión de Tánger/ Tetuán, pero para hacer la excursión de un día a Tánger tienes que coger el Ferry desde Tarifa, porque desde Algeciras no van Ferrys al puerto de Tánger ciudad, sino que los Ferrys que salen de Algeciras van al puerto de Tánger Med, un enorme puerto comercial que se encuentra alejado de la ciudad de Tánger (a 45km de Tánger y a 20km de Ceuta).

Al bajar del bus en el puerto de Tarifa un señor de Travelsur nos esperaba para explicarnos en que consistía el tour, nos compró los tickets de Ferry, nos explicó todo el procedimiento de papeles a rellenar para pasar la aduana y nos acompañó a la cola de nuestro Ferry. Lo hizo de tal forma que a todos los que hacíamos el tour nos colocó los primeros en la cola y esto es importante porque dentro del barco está la ventanilla de la policía marroquí para sellar el pasaporte y si antes entras al barco, antes te pones en esta cola y antes sellas el pasaporte, por lo que puedes disfrutar de la travesía sin estar haciendo cola todo el trayecto.
Salimos de Tarifa a las 10:30 de la mañana con media hora de retraso. Sellamos de los primeros nuestro pasaporte dentro del barco y salimos a la barandilla exterior del mismo a observar la travesía. Hacía un poco de levante y el mar se revolvía con fuerza; mi hijo alucinaba con las olas y todo el tiempo repetía "maaa, maaa" (que significa "mar, mar" je je). Poco a poco vas dejando atrás la península ibérica, la Isla de la Palomas de Tarifa, el punto más meridional de Europa (pinchando aquí tenéis un artículo que escribí de este lugar) y donde se une el Mediterráneo con el Atlántico (por ello las aguas de esta zona están siempre tan revueltas).
Tras unos 45 minutos de pasaje llegamos a nuestro destino, la ciudad de Tánger, era la primera vez que pisábamos el continente africano y estábamos contentos. Solo se recorren por mar unos pocos de kilómetros, pero al bajar del barco y observar la silueta de la ciudad ya adviertes que estás en un lugar muy diferente, minaretes islámicos, señales de tráfico con grafía árabe, muchas palmeras...Ainnss nos encanta esa sensación cuando se viaja de estar en un sitio diferente.
A la salida simplemente enseñas el pasaporte a un policía que te mira si te han puesto el sello en el barco. En el exterior nos está esperando nuestro guía, un señor mayor vestido con la ropa tradicional marroquí, una chilaba y un gorro blanco, que hablaba muchos idiomas. Allí conocimos al resto del grupo, dos rusos, un italiano, una española, dos suizos italiano parlantes y nosotros. El hombre repetía todos los comentarios en español, inglés e italiano, pero en realidad todos los del grupo se comunicaban muy bien en español. Tras las presentaciones nos montamos en un minibús para hacer la visita panorámica de la ciudad.

Nos dirigimos hacia el Cabo Espartel, por el camino se pasa por uno de los barrios residenciales más lujosos de la ciudad y más de moda en verano en el país desde que el rey de Marruecos decidiera establecer allí su residencia de verano. El recinto del palacio del rey es impresionante, así que el palacio debe de ser inmenso igualmente. El Cabo Espartel es uno de los límites en tierra del Estrecho de Gibraltar, allí hay un mirador al mar con un faro y desde toda la carretera por donde se accede a él se ven unas vistas preciosas de playas y acantilados donde se unen el Mediterráneo y el Atlántico. Nos sorprendió la belleza de las playas.
Tras la visita al faro del cabo fuimos a una especie de explanada en una playa donde había unos cuantos de camellos y el tour paró por si hay alguien quería montar en ellos. Montar en camello costaba solo un euro, los camellos los pobres no se veían muy lustrosos, pero a nuestro hijo le hizo una ilusión tremenda montar en los camellos, observarlos y acariciarlos (había un camellito de solo tres semanas que era precioso); aún hoy recuerda a los camellos y los nombra a cada rato.
La ciudad de Tánger conserva indicios de ocupación desde época prehistórica, fenicia, aparece como factoría comercial cartaginesa, se menciona en textos helenísticos y hacia el año 40 a.C. se convierte en monicipium romano. Por ello, aparecen menciones a la ciudad en la mitología grecorromana. Según ésta Tánger fue fundada por el gigante Anteo (hijo de Poseidón y Gea). En éstas leyendas mitológicas aparece la "Gruta de Hércules", una de las mayores atracciones turísticas de la ciudad, donde según cuentan durmió Hércules antes de la tarea de cobrar las manzanas del jardín de las Hespérides. El tour tras subir al camello nos llevó a estas cuevas, hay que pagar para entrar 50 céntimos de euro. No es más que una gruta repleta de pequeñas tiendecitas de artesanía al entrar y con una abertura por la que entra el mar. A mi hijo le encantan los cocodrilos y como la canción de Cantajuegos, que todos los padres con niños pequeños conocerán, dice "el cocodrilo se metió en la cueva", pues le dijimos que esa era la cueva del cocodrilo y él entró súper ilusionado mirando a todos lados para ver el cocodrilo je je je
Tras estas visitas había terminado nuestro tour en el bus, era la una del medio día (hora española, en Marruecos son dos horas menos que en la península ibérica), ahora tocaba caminar y nos dejaron en los alrededores de la Plaza 9 de abril. La independencia de Marruecos de Francia y del protectorado español tubo lugar el 2 de marzo de 1956. Pero el nueve de abril de 1947 el Rey Mohamed V, abuelo del actual rey, dio un discurso en esta plaza para anunciar la noticia de la independencia de las provincias del sur de Marruecos, de ahí que esta plaza lleve el nombre de esta fecha clave para la futura independencia del país. Está plaza está llena de vida, con un gran trasiego de gente, comerciantes con sus mercancías, señoras con las bolsas de la compra, tráfico caóticos, cafés con terraza al estilo francés... La plaza la preside la mezquita Sidi Bouabid, de principios del siglo XX, con su reloj dorado y su minarete con azulejos policromados.
En otro de los laterales de la plaza se encuentra una de las puertas de entrada a la medica de la ciudad.
Al cruzar la puerta te adentras en los entresijos de calles del Zoco de Tánger, que  vibra con su bullicioso mercado, un entramado de carnicerías, fruterías,  tiendecitas de encurtidos muy curiosas (con las aceitunas amontonadas en el mostrador) o gente que vende sus productos en la calle, me llamó la atención que vendían leche en botellas, hace mucho tiempo que no veía eso.

El paseo fue muy corto, en pocos pasos llegamos al Restaurant Mamounia Palace, el sitio elegido por el tour para almorzar. El sitio estaba bien, músicos tradicionales amenizaban la comida, habitaciones amplias con decoración marroquí y largas mesas, es decir, se notaba que estaba pensado para dar de comer a grupos de turistas.
La comida no fue abundante pero sí suficiente. Comimos pan típico muy rico, una sopa de fideos con cilantro, cuscus de pollo, pinchitos morunos y de postre té con hierbabuena estilo marroquí con una pasta. A mi la comida me gustó mucho. Terminada la comida retomamos el paseo por la medina.
Medina en árabe significa ciudad o pueblo, pero es el término que se utiliza para denominar a la parte vieja de las ciudades árabes, normalmente compuesta por un entramado de pequeñas callejuelas y callejones estrechos diseñados para huir de las altas temperaturas veraniegas. Visitamos la medina de Tánger con el calor de medio día y era agradable pasear por esas calles estrechas disfrutando del frescor de la sombra y contemplando el contraste de colores y rincones de las fachadas. 



Según nos explico el guía, una medina o barrio tiene que estar compuesto por ley por varios elementos, una mezquita, un hamman (baño público), una fuente, una panadería y una tienda de verduras (aunque he leído en otros sitios que el quinto elemento es una escuela coránica). Y fuimos visitando todos esos lugares durante nuestro paseo.


El guía nos mostró algunos elementos de la decoración de las casas que denotaban que estábamos pasando por la antigua judería, como esta estrella de David en la puerta.
Durante el recorrido nos pararon en una típica tienda cazaguiris para comprar alfombras, cerámica...donde te sueltan un rollo tremendo para que les compres. Nosotros pasamos de ese tema. Y también te llevan, según dicen,  a una farmacia beréber en la que vende productos típicos marroquíes como el aceite de argán, especias...Son las típicas cosas que sabíamos que iban a pasar al visitar la ciudad en un tour organizado, pero no fueron nada estresantes.
Fue un paseo agradable entre callecitas estrechas repletas de tiendas, bonitos rincones y aunque los vendedores callejeros te rodeaban para venderte de todo, no se nos hizo muy pesado.

Nos dieron al final de la jornada una hora para ir por libre, nosotros aprovechamos para pararnos en un pequeño café para tomarnos un té típico marroquí con hierbabuena y dulces de miel.
A las cinco de la tarde (hora española) nos dejaron en el puerto para coger el Ferry de vuelta, pero como suele pasar, la puntualidad no es uno de los lemas de las compañías que atraviesan el estrecho y entre unas cosas y otras no salimos del puerto hasta las 7 y media de la tarde. Tras pasar la aduana española y el bus de Tarifa a Algeciras; llegamos a nuestro hotel a las diez de la noche.

Nos ha gustado Marruecos, pasamos un buen día y nuestro peque se portó muy bien; así que pensamos volver y conocer este país vecino con más calma. As-salam alaykum

-Caliope Viajes y Vivencias: Escapada a Tánger y Asilah el Puente de Mayo

16 comentarios :

  1. Me alegra que os haya gustado Marruecos. Tánger es de lo que conozco la ciudad más feilla, así que el resto os gustará aun más. Qué bien que el niño se lo pasara bien, siempre que he ido a Marruecos he visto a turistas que viajan con sus niños pequeños sin problemas, de verdad que no entiendo a la gente que es tan cerrada, en fin, hay gente para todo. Unas fotos preciosas. Un besote guapa!

    ResponderEliminar
  2. Ole por esos papis viajeros!! el peque lo lleva en los genes así que ya sabe lo que le espera: muchos y fantásticos lugares como parte del aprendizaje de la vida. Un besazo!!!

    ResponderEliminar
  3. Gracias amigas por vuestros comentarios!!

    ResponderEliminar
  4. En España la cultura de viajar por ocio es algo relativamente nuevo y de generaciones jóvenes, las personas de una determinada edad (me atrevería a decir a partir de 50 años) les parece una locura ir a cualquier sitio y se pierden muchísimo cuando no tienen más remedio que desplazarse porque no están acostumbrados a desenvolverse fuera y también porque no hablan ningún otro idioma y no se aventuran a ver si hay suerte y alguien nos habla en nuestro idioma de ahí que todo les parezca un mundo, llevo mucho tiempo viéndolo después de trabajar en un aeropuerto durante años o cuando he viajado fuera; sin embargo ves a gente de otros países como los ingleses que no tienen ningún reparo, señores muy mayores disfrutando de su jubilación y viendo todo lo que les aguanta el cuerpo y niños pequeños que se han hinchado de viajar, cuando a esas edades muchos españoles no tienen ni pasaporte siquiera...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, a mi por eso me parece tan importante inculcarle a mis hijos la cultura de los viajes. Gracias por leerme

      Eliminar
    2. Tenéis razón, a mí me encanta viajar y desde que tenemos al bebe de 15 meses, cada vez que digo de salir del país, la gente se echa las manos a la cabeza! me parece metalidad de otro siglo quedarse en casa cuando tienes hijos, hay que enriquecerse y disfrutar. Nosotros fuimos a Tanger cuando el pequeño tenía 3 mesecitos, después con unos 9 y la semana que viene volvemos, esta vez tenemos pensado hacer un viajecito, aun no sabemos si a Marrakech, Tetuan, Fez...
      hay q animarse a viajar!!

      Eliminar
    3. Buen viaje! Gracias por leerme

      Eliminar
  5. Hola Mapani, te felicito por tu relato es sumamente completo y me ha sido muy útil, justamente estoy viendo desde casa y con tranquilidad, qué excursión elegir de 1 día para conocer algo de Marruecos ya que tengo organizo 3 noches en Algeciras y 3 en Málaga para Julio. Nosotros también vamos con nuestro único bebé q ya tiene 18 años, y desde muy pequeño lo hemos llevado de viaje y shopping, así q está encantado con esto de ir a Tanger, cruzar el estrecho, ir al Peñón de Gibraltar, etc. En el hotel q nos va,os a alojar, venden la Exc. Ceuta-Tetuan y Tanger (saliendo del Pto. de Algeciras) tiene mucho tramo en bus y temo q por ver mucho terminemos sin ver nada. No encuentro comentarios sobre éste tour.
    Bueno seguiré buscando y te agradezco mucho toda tu información. Norma de Vigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norma yo haría la de las dos ciudades, tú bebe ya puede con eso je je y Tetuán tiene que ser preciosa. Gracias por leerme

      Eliminar
  6. Nos ha encantado tú relato y gracias a tú información nos vamos a animar a visitar Marruecos con nuestras hijas.
    Muchísimas gracias por la información que compartes con todos.

    ResponderEliminar
  7. Ole po tu bloc maponi, por tu paciecia para con los minimos detalles, yo he ido hoy con mi niño de 25 meses a Gibraltar, hemos pasado divinamente, un pelin cansativo, pero hemos pasado divinamente, y super barato, por 32€ con agencia andalucia, hemos encantado ver los monitos. Bueno el año que viene intetaremos ir a Tanger. Los recuerdos es lo unico cierto, que lo manteremos siempre. Marga, Malaga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras Marga. Anímate el año que viene a cruzar el estrecho!

      Eliminar
  8. Hola, voy en breve a Tanger con mi niño pequeño. Me gustaría ir al sitio que dices donde se puede montar en camello, lo he apuntado, haber si podemos ir, ya que estaremos unos días en Marruecos y también vamos a visitar Asilah y probablemente Tetuan. Un saludo y encantada de conocerte.
    Overseas

    ResponderEliminar
  9. Perdón por no responderte, no he visto este mensaje hasta hoy. Ya he visto tu entrada del viaje a Marruecos y como siempre es estupenda! Un saludo!

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  11. Por tan solo 5 € Por persona y por día
    Tu guía turístico personal
    Disfruta de una visita turística conducida por un guía que se adapta a las necesidades del turista actual que busca disfrutar de la visita de una manera más personal.
    ¡Déjate sorprender!

    Me llamo Kamal y soy guía turístico de Tanger Hablo castellano , inglés, francés .
    Conocer Tanger conmigo te permitirá aprovechar al máximo tu viaje, sin colas y a tu ritmo. Como si te acompañara un amigo que conoce los rincones de la ciudad, su historia, sus enigmas y sus vivencias.
    ¡Conocerás Tanger de una manera diferente! Me adapto a ti, sea cual sea el tipo de experiencia que buscas: urbana, histórica, relajada, dinámica, gastronómica...etc

    Ofrezco servicios a todo tipo de clientes
    Guía para grupos
    Guía para familias, con o sin niños
    Guía para particulares, parejas, grupos de amigos.

    Podrán consultar nuestros servicios y avisar de vuestra llegada vía teléfono o a través de nuestro correo electrónico.

    Tel: +212-60-35-39-750 Usuario de WhatsApp
    E-mail: yodarud@hotmail.com

    Conocerás la ciudad de Tánger de manera diferente y organizada
    Hay muchas cosas que hacer en esta ciudad fascinante

    http://www.viajetanger.blogspot.com/

    ResponderEliminar